Si estás ocios@, al final de esta página puedes entretenerte con los rinconcitos que a mí me entre-tienen encandilada


27 septiembre 2007

Richard Forster


El desaire de una ola fue el culpable de nuestro encuentro. El objetivo de la cámara se enfadó con la espuma del mar y necesitó del mimo de un lino, una caricia suave para devolverle su nítida mirada.


Pero nosotros no pudimos consolarle. La desnudez de nuestra piel, la ausencia de un pedazo de tela, nos impedía enjugarle sus lágrimas.


Así que fui directa a él, sin conocerle de nada y le pedí una esquinita de su toalla. Él se ofreció voluntario de inmediato no sin antes solicitar el francés como moneda de cambio. Accedí gustosa y así nos embarcamos en una conversación sobre fotografía rebuscando en el baúl de mis recuerdos de francés.

Apenas una docena de olas explotaron contra la orilla perdiendo su silueta en la arena, que su pasión por la fotografía era más que evidente, sobretodo por el tema del desnudo.


Cogió entre sus manos nuestra cámara como quien coge una joya. La miró, se la acercó a sus ojos, se coló dentro de su alma y se ofertó como improvisado fotógrafo para inmortalizar mi cuerpo bronceado sobre la arena del mar.

Fue un reportaje rápido bajo la mirada complacida de mis dos amores.

Me convertí en modelo suya por unos minutos mientras el agua jugaba sobre mi piel, mientras la arena se colaba por mis recovecos, mientras la fuerza del oleaje me mecía sobre la arena mojada enmarañando mi cabello...

Me regaló su identidad y me invitó a una sesión fotográfica en regla para el día siguiente pero mi recelo ante un desconocido me obligó a desdeñar su oferta.
Sin embargo, sin cámaras ni objetivos, compartimos esa jornada de playa.

Terminadas las vacaciones regresé a mi hogar. Me interné en Internet y no di crédito al comprobar que había rechazado la oferta de convertirme en modelo por un día de un gran fotógrafo a nivel internacional con un currículo amplísimo de premios y galardones a sus espaldas.

Sin embargo guardo el grato recuerdo de haber compartido un pedazo de nuestros pensares y sentires.
Eso sí, unas veinte fotos se quedaron grabadas en mi cámara. Esas son el regalo que guardo de él. ..Como un tesoro. Gracias Richard.


Él se llama Richard Forster , un fotógrafo de Genève, famoso por su fotografía de desnudos, subacuáticos y retratos. Entrad y mirad...

21 septiembre 2007

Feliz cumpleaños, mi amor










Me vuelves loca mi amor. Es que te miro y me embobas. No sé qué me pasa. Sí... lo admito. Me he enamorado como una tonta de ti.

Y encima eres tú, el protagonista que revoloteaba en mis sueños, con el que jugaba a ser feliz en las noches de insomnio, quien se dibujaba en el silencio de mis soledades.

Eres tú y me chiflas. No te grito que me enloqueces porque el miedo insiste en su acecho y pellizca mi voz ahogándola sólo en suspiros.

Y es que te comería la boca sólo llegar a tu encuentro, te amaría en el umbral de tu llegada porque tu cuerpo me desata el deseo como el aroma de un buen guiso el apetito.

Tu presencia es el interruptor que me enciende, a tu lado soy gata en celo. Tu olor, tu mirada, tu sonrisa, tu calor, despiertan mi esencia más primitiva.

Sueño con soñar cada noche contigo. Me gusta recostarme en tu regazo, sentir tu mano entrelazada a la mía y perderme en sueños, oliendo tu aroma y escuchando el latido de tu corazón, que es la nana que me lleva al sosiego.

Sueño con que sueñes conmigo. Que yo sea la musa que inspira tu alegría y tus risas. Que yo sea tu sal y tu azúcar.

Hoy es tu cumpleaños y no estamos cerca, pero te llevo en mi corazón y sólo deseo pintarte corazones con mis labios en el lienzo de tu boca.









Cumpleaños feliz,
Cumpleaños feliz,
Te desea tu princesa
Cumpleaños feliz


Felicidades mi amor, ¿te he dicho alguna vez que te quiero?










Besos de cereza,



PD: No sé porqué, pero aunque me he llevado el ordenador a las ferias y te cuelgo este post desde la noria, dando vueltas sin parar, recién estrenado el día 22, blogger se empeña en decir que es día 21... ¡sorry!


La sombra del árbol


(Foto de Richard Forster)




En un instituto, el alumnado blanco "poseía" la sombra de un gran árbol, cuyo disfrute era negado a los negros.



Seis estudiantes negros de Louisiana fueron acusados de intento de asesinato de un chico blanco, en medio de tensiones raciales. El caso está lleno de trampas legales. Uno de los acusados podría pasar 22 años preso. La disputa comenzó por la sombra de un árbol


Muchos dicen que el caso de los Seis de Jena es un regreso al pasado, pero en realidad es una clara visión de cómo hay dos sistemas de justicia funcionando en este país, uno para los negros y otro para los blancos. Los estudiantes de Jena nunca hubieran enfrentado cargos si el chico herido hubiera sido negro".


Este brutal episodio de racismo comenzó en Louisiana cuando Kenneth Purvis solicitó permiso al vicerrector de su escuela para sentarse juntos a sus amigos bajo la sombra de un árbol.


El director respondió que los estudiantes podían sentarse "donde les diera la gana". A la mañana siguiente, tres estudiantes blancos colgaron horcas del árbol. La mala semilla de tiempos pasados comenzaba a germinar. Hubo una investigación. Se encontró a los culpables. Pero la junta directiva no los expulsó. Los estudiantes y profesores negros se sintieron traicionados. El superintendente dijo que lo ocurrido no era más que una broma pesada: "Los adolescentes se hacen bromas. No es ninguna amenaza".


Ahora se está celebrando el juicio. EL JURADO ESTA INTEGRADO SOLO POR BLANCOS. Llega a su fin una brutal historia de discriminación. A uno de los seis alumnos negros le han caido 15 años de cárcel.

Una de las primeras reacciones fue talar el árbol, como si con este acto se "talase el racismo".

Y me pregunto... ¿en qué año vivimos? Por Dios... se me pone carne de gallina...


19 septiembre 2007

(...)






Sólo tengo ganas de llorar...

18 septiembre 2007

BOSÉ

¿Qué es morir de amor
morir de amor por dentro?
Es quedarme sin tu luz
es perderte en un momento...


Yo sólo sé desde ahora
que te amaré mientras respire...

Hay un ángel en tu mirada
ése que sabes solo tú, sólo tu...

Yo seré tormento y amor
tú la marea que arrastra a los dos
me perderé en un momento contigo
por siempre...

Y por mi parte pongo el arte
lo que me das
dámelo
cuidalo bien...

Cuando tu boca me toca
me pone y me provoca
me muerde y me destroza
toda siempre es poca
y muévete bien,
que nadie como tú me sabe hacer café...

Si esto no es felicidad
que baje dios y lo vea
y aunque no se lo crea
esto es gloria...

Porque en un mundo que va
a la velocidad del rayo
aguanto el vuelo más
si me agarro de tu mano
acompáñame hasta donde pueda llegar...

Nena, luna serena
todo es posible, menos tú...

Y cada noche vendrá una estrella a hacerme compañía
que te cuente cómo estoy
y sepas lo que hay
Dime amor, amor, amor
estoy aquí ¿no ves?
Si no vuelves no habrá vida
no sé lo que haré...

Y al alba blanca le contaré
lo que yo te amé...
.
.
.
(Fragmentos de mientras respire, amante bandido, nena, savilla, si tu no vuelves..., canciones de Miguel Bosé)
.
.
.
Este pasado sábado fui a ver a Miguel Bosé en concierto. Me lo pasé... ¡cómo me lo pasé! Disfruté de lo lindo, junto a mi amiga Liz y su pareja. Sí, te eché de menos, tontorrón, y tú por ahí, descansando de tu excursión... No estabas, pero todas las canciones nos las dedicó Bosé a nosotros, nos cantaba a nuestro amor. Y me transportó al pasado, a la Aprendiza de cuando tenía tan sólo 16 años... o menos, cuando él empezaba, cuando venía a mi pueblo a actuar y no nos dejaban entrar en el entoldado para verle, pues no llegábamos a los años permitidos, pero le escuchábamos desde fuera y nos volvíamos locas por un autógrafo suyo. Nos cantó a nosotras, las cuarentañeras, las que hemos escuchado y bailado todas sus canciones. Hizo un repaso por Linda, Amante bandido y muchas más. Movió el culo como ningún cantante lo sabe hacer, ese movimiento de cadera, esas provocacionesconstantes... calentó el ambiente a mil grados... Le coreamos todas las canciones, le aplaudimos, le bailamos...
Y cuando terminó estuvimos de fiesta en la población donde actuó, y me encontré con gente que no veía hacía veinte o veinticinco años... y nos reconocimos, y charlamos, y nos reimos. Y fue todo perfecto, salvo un detalle...

...faltabas tú.

12 septiembre 2007

Sueño...












Sueño con soñar contigo



09 septiembre 2007

Una poesía para ti



De tu fruta guarda la esencia
el horizonte de mi lengua.



La canela de tu flor
libó mi boca
y mi paladar la guardó,
en un cierre de ojos,
como una perla en joyero.



Miel que empapó mi deseo
como tus dedos
cuando acarician mi cuerpo.

03 septiembre 2007

Hoy



Hoy abro la cremallera del nuevo curso entre abrazos de compañeros que repiten y nuevos que se incorporan.
Hoy despereza mi primer día de colegio desayunando entre tarta de manzana, merengue con almendras y hojaldre de miel.


Hoy descorchamos botellas de cava para festejar la llegada inminente de los peques.


Hoy huelo el perfume de los libros nuevos y el aroma de los plumieres de madera.


Hoy paso la mano por las páginas satinadas del libro que abro al tun-tun para ver desfilar las imágenes del nuevo curso.


Hoy me imagino a los chiquillos en su primer día sentados en las sillitas con sus mochilas de colores, el cabello repeinado y sus vestidos inmaculados.


Hoy los pienso felices por los reencuentros, inquietos por comenzar y excitados por lo nuevo.
Hoy ordeno mis cajones, aparto lo que no me sirve y me sirvo de nuevas tintas.


Hoy decoro mi aula, la tiño de alegría y le cuelgo canciones y retahílas.


Hoy miro por la ventana, vuela mi pensamiento y llega a mí el eco del griterío de los niños corriendo tras la pelota.




Hoy abro la cremallera del nuevo curso y...




¡Mmmm... !




Huele a ternura, inocencia y juego.
Está lleno de colores y de la pared cuelga una pizarra que alberga la tiza dispuesta a escribir y enseñar un año más.
En este blog cuelgo imágenes que encuentro por la red. Si al autor o autora de alguna de ellas le molesta que así lo haga, sólo tiene que hacérmelo saber y las quitaré de inmediato. Gracias.

¿Quién es Aprendiza?

Mi foto
Aprendiza de risas, de la vida, del arte de amar, del mundo, del universo, de ti si deseas compartir conmigo. Para los amigos, Aprendiza, sin más.