Si estás ocios@, al final de esta página puedes entretenerte con los rinconcitos que a mí me entre-tienen encandilada


23 diciembre 2008

Cosas del querer






Lo que más me gustaría querer,

es querer no querer nada.



¡Felices días!


Os quiero, que lo sepáis,



Aprendiza de risas
.
.
.

17 diciembre 2008

Para ti porque sé que me lees

Hace frío, así que me pongo el maillot que me regalaste, aquel conjunto largo que para ti estaba ya pasado de moda, porque ¡mira que eras friki, quebrantahuesero! ;) pero a mí, me iba de perlas. Me coloco el casco, los guantes y bajo a por la bicicleta. Las ruedas están deshinchadas, hace tiempo que ya no salgo con ella. Nadie me entrena ni me lleva a abrazar la sierra de Guara con sus rodadas. Hoy monto en ella y comienzo el ascenso por ese bucle verde del dibujo y subo, y subo, y subo, y subo y sueño con poder llegar a tu estrella y decirte que la Navidad este año no será lo mismo, ni los turrones serán tan dulces, ni el champán tan burbujeante. Pero sé que te llegará mi abrazo de cariño y mis besos de amor.





¿Escuchas la canción, mi niño?

Como dice su letra,

te siento,

aunque tú ya no estés aquí,

por toda esa materia que me une a ti.

Ahí va,

este beso entregado al aire es para ti,

guarda toda mi semilla,

porque va en él,

entera para ti.

Muá.
Canción : Semilla negra (cantada por Marlango, una versión que no tiene ningún desperdicio. Si la canción cantada por Radio Futura es preciosa, esta versión es... ¡increible!)
.
.
.
.
.

14 diciembre 2008


Yo

(Mientras lees escucha la música, versión maravillosa de Hotel California; por supuesto, una de mis prefes y con solera)



¿Sabes?

Te quiero no por ser quien eres,

sino por ser quien soy cuando estoy contigo.







Poder llegar a a ser una misma, sin intentar gustar a nadie, sin dramatizar la generosidad, sin esforzarte con desmesura, es una maravilla.

Hoy me gusto, y me gusto mucho.

.

.

.

05 diciembre 2008

¿Quién dijo crisis?




Me dice el panadero de mi barrio, en un ataque de optimismo, que la crisis está a la vuelta de la esquina. Y digo optimismo, porque ésa se ha instalado hace ya un tiempecito por aquí. Así que hago lectura entre líneas e interpreto que me ha mandado un mensaje subliminal. Y salgo rauda de la panadería, giro en la primera calle a ver si esa crisis lleva unas alas bien puestas, pero ni por esas.

¿Crisis? Crisis la que llevo puesta desde hace tiempo, que si no fuera por los polvos de la tiza con la que escribo, me quedaría a dos velas.

Menos mal que una se conforma con poco...
Y al mal tiempo... buena garra!
.
.
.

21 noviembre 2008

Privilegios





Cuando pienso en las cárceles en las que me podría haber tocado vivir

me siento una privilegiada.



Y las veo llegar a mi cole, cada día más tapadas, cada día más anuladas.

Os podría hablar de montones de anécdotas pero os comentaré el caso de una madre africana que llegó con sus hijos a mi cole hace unos diez años, de las primeras que se veían por aquí. Entonces vestía con unos ropajes coloridos, auténticos trajes de su tierra, con hombros descubiertos, vistosos, étnicos (a mí me encantaban). En la cabeza siempre llevaba un tocado con mucha gracia, como una especie de lazo grande. Ahora va vestida con colores mucho más oscuros y con un pañuelo tipo monja de clausura, negro y que le tapa literalmente hasta las cejas.


Parece como si compitieran entre ellas, entre las marroquíes y las africanas, a ver quien se tapa más... ¿o serán sus maridos quienes compiten a ver quién lleva a su mujer más tapada?


Y las niñas ya no esperan a tener la regla para ocultar el cabello, y no hacen natación en el período de E. Física del cole, y la administración permite que las evaluemos como si nada, como si no faltasen a ninguna clase.


Un día llegué al colegio con un jersey de lana que llevaba bordada una bandera americana bastante vistosa. Al día siguiente dejaron de saludarme toda una familia marroquí. Me retiraron el saludo definitivamente. Y yo era la tutora de acogida. Lo he sido durante casi 20 años. Este año lo he dejado . Estaba ya un poco aburrida. Y las quiero, quiero a mis madres inmigrantes, porque hemos convivido durante mucho tiempo. Pero me enfado con ellas. Con "ellos" no tengo ni siquiera la oportunidad de enrabiarme porque de la escuela pasan totalmente; sólo vienen cuando algo no comulga con su corán, a protestar y defender sus derechos. ¡La hostia!


Escuché esta música en el blog de El Secretario y me cautivó. La siento perfecta para esta entrada. (Secre, sé que esto es una copiada a toda regla, pero como no me ha visto el profe, me siento aprobada. Muá)

.

.

.

15 noviembre 2008


Sin ti
tulo






La vida pasa en un suspiro...

....... No he llegado, que ya me marcharía...

............Tengo el tiempo en mis manos...

.................Toda una vida, y en tan sólo un segundo...

........................Parece que fue ayer...

.............................En un minuto hay muchos días...

...................................Un hoy vale por dos mañanas...

.........................................Vivir es nacer a cada instante...

..............................................Carpe Diem...

....................................................Tempus Fugit...

..........................................................Ars Longa, Vita Brevis...



Hace unas semanas el bosque estaba en llamas con sus carmines encendidos;
apenas unos días después, el otoño marrón se ha instalado en el presente.

¡Hace tanto tiempo...!

Y sin embargo sólo ha pasado un puñado de días...
.
.
.

05 noviembre 2008

Hoy puede ser un gran día.


Hoy puede ser un gran día...

...y mañana también.


De hecho, hoy lo es. Sólo al despertar el día, la radio me ha colocado unas gafas con cristal verde. Sí, ese de la esperanza. Esa que te permite pensar que todo puede cambiar para mejor. Esa que te da rienda suelta a tu imaginación. Esa que te coloca en el sueño de un mundo más humanizado.


Miro, pienso y sueño teñida de verde,

vestida de esperanza.







Y es que soy una mujer soñadora, optimista y que confía en que los cambios siempre son para mejor.
.
.
.

31 octubre 2008

A medias



A medida que te mido
mi idea no media
con lo que entonces medías


Entonces mi pregunta es:


-¿Cuánto mides?


O será:


-¿Cuánto me das?







Y hoy doy a tu oído... Dido


.
.
¡Cuántas curvas he cantado, cuántos subidas he galopado a tu encuentro y cuantas bajadas te he relamido con Dido!
.
.

24 octubre 2008

Silencios que perforan


No me duelen tanto tus silencios
como tus palabras de plástico
No me duele tanto tu ausencia
como tus promesas huecas de amistad

Tienes el arte de reducir el todo a la nada
en una entrega de llaves
Tengo el arte de ser fluido
y adaptarme al espacio que me contiene
Mi amor, otrora en expansión,
se acomoda en la reja de su cárcel

No me importa desentretejer
el ovillo de aquel sentimiento
y se vuelva lana
en la entraña de mi alcoba
Me duele
tu desprecio,
tu desdén,
tu mentira,
esa dejadez que ningunea,
esa apatía que ignora

Y me duele,
de veras,
me duele...




19 octubre 2008

En clase...


- Seño, ¿puedo ir a sacar amor a tu lápiz?
- Siempre que quieras, mi niñ@. Está hecho de buena madera.





(Estoy orgullosa de ser maestra)




13 octubre 2008

El otoño














Mi iris se inunda de ocres
con los infiernos de tus bosques
congelándose en mis pupilas
el estallido de tus hojas en llamas.


En la promesa de un otoño cumplido
mis lágrimas de acuarela disfrutan

pincelando con destreza
la entretela de tu máximo esplendor.

Tu útero se abre sin dolor
gritando naranjas, rojos y ámbares
pariendo en tus laderas
un arco iris nítido de árboles
que se lavan
bajo la lluvia que los rocía.

En cada uno de mis pestañeares
pierdes una de tus hojas
que formarán esa alfombra
crepitante bajo mis pisadas.

Todavía eres otoño joven
y mi alma, ahora débil,
pierde su mirar en el fondo de tu lienzo
y queda absorta
en la paleta de los verdes que siempre eliges
para manchar el boceto de tu obra.

Y comulgo contigo y mi tristeza.

Pero mis ojos sabios
retoman el impresionismo del arte
y me confiesan
que tras la desnudez de tus árboles
el día alargará las cuerdas de la esperanza
y las aves trinarán melodías de luz.


Me hace mucha ilusión dedicarte este poema, Pizarr, por ser esta estación tu preferida entre tantas y tantas estaciones que tenemos en nuestra vida. (Mi niña, pincha en la música y volarás entre las copas de los árboles. Mua!)



02 octubre 2008

... se hace libro al imaginar...



Música: "Spente le Stelle" (Emma Shapplin)


Ayer comencé un taller de narrativa y entre las muchas cosas que se dijeron me cautivó esta frase de Marguerite Duras:
"Escribo para saber qué escribiría si escribiera."
Tengo verdadero interés en salir de mí misma al escribir. Hasta ahora he sido lava de mi propio volcán y siempre he vertido al mundo mis pensares y sentires.
Ahora deseo escribir sobre los otros, sobre los que no están en mí, sobre la vida ajena, impropia, sobre los antojos anónimos, sobre lo que es extranjero para mi alma. Convertirme en ti y en los demás aunque a veces permita una fisura por donde colarme de manera consciente.
Y tú... ¿para qué escribes?
.
.
.


28 septiembre 2008

Vuestra respuesta espero, comiendo un huevo, una sardina y un caramelo...






La suma de las cifras

de mi edad

da como resultado

el mismo número que,

multiplicado por cinco,

rima con aquello de

"por el .... te la hinco".


¿Cuántos años cumplo?


Pistas:


Todavía hay una niña en mí.

Según mi edad soy una "... -añera".


Nota de última hora: Estoy emocionada con el regalo que me hicieron anticipadamente en Donosti. Ya os contaré. Es... ¡de película!
.
.
.

26 septiembre 2008

Concha


Hoy podría ir con chaleco antibalas

con champán brindar por mis momentos de ahora

envolver con charol la vida en un regalo

bailar con chachachás el ritmo de mi presente

animar con charangas la quietud del futuro

pasaear con chancletas los retazos del verano

esconderme como concha de caracol

absorber el sonido del mar con con una concha en mi oreja


Pero para conchas

la que quiero es


la Concha de Donosti


Así que...


¡¡Allá me voy!!


Feliz finde so feo@s,


Aprendiza
.
.
.

17 septiembre 2008

Por fin...










Os doy las gracias a todos
por ser como sois conmigo

os doy las gracias por vuestra paciencia
y vuestro empuje
por vuestro apoyo y vuestros guiños

os doy las gracias por escribir con vuestras letras
los sentimientos que atesoro como míos

os doy las gracias por vuestras enseñanzas
y vuestro tiempo
os doy las gracias porque hoy sé una cosa más.


Por fin...


¡¡¡¡Sé poner música en mi blog!!!!



Y se lo debo a Nomesploraria y Mandarina Azul que se ofrecieron sin condiciones aunque se le adelantó Ñoco le Bolo con una metodología impresionante: Cuando de mayor vuelva a ser niña, quiero tener un maestro como tú, Ñoco, que das las lecciones de maravilla.
Y como no podría ser de otra manera, en Con risas y a lo loco el maestro que inaugura su espacio musical es Bob Marley con su maravilloso:
COULD YOU BE LOVED
.
.
.

11 septiembre 2008


A ti que sé que me lees

LIBRE TE QUIERO

(Cantada por Amancio Prada... ¡¡preciosa!!)



Libre te quiero
como arroyo que brinca
de peña en peña,

pero no mía.

Grande te quiero
como monte preñado
de primavera,
pero no mía.

Buena te quiero
como pan que no sabe
su masa buena,
pero no mía.

Alta te quiero
como chopo
que al cielo
se despereza,
se despereza,
pero no mía.

Blanca te quiero
como flor de azahares
sobre la tierra,
pero no mía.

Pero no mía
ni de Dios
ni de nadie
ni tuya siquiera.

Hoy he ido a verte y el viento ha conseguido que tus palabras me acariciasen desde la boca de un amigo tuyo. y que estuviese contigo un ratito más, unas horas más. Mientras, una lluvia fina regaba la margarita que acababa de regalarte una compañera de trabajo. Todos te lloramos y reimos con tus recuerdos. Sigues dentro de nosotros. Por siempre.

Esta canción es la única melodía que sonaba en tu móvil, el único registro, un poema que reunía en sus versos tu esencia. Ahora ha llegado al mío y se lo regalo como un lindo tesoro a quienes entran y se acomodan en el rincón de Con risas y a lo loco. Tu canción es hoy mi canción. Nuestra canción.

Te envío besos, todos los del mundo,

Aprendiza de risas

(Es una pena que yo no sepa colgar canciones en el blog. Así que os insto a que la busquéis y la escuchéis. Merece la pena)



06 septiembre 2008

Plan RENOVE


He llegado a una importante conclusión (bueno, dos):

Mi novio me ha durado lo mismo que mi móvil.
Y tienen unas similitudes impresionantes...

Cuando adquirí el nuevo terminal (apelativo perfecto para estos dispositivos), pequeñito y adelantado a su época, por aquello de moderno e innovador, lo acogí entre mis manos como algo fantástico.
Tenía dos pantallas, una dentro y una fuera, pues era un móvil con tapa, de esos que guardan sorpresa en el interior. La exterior siempre tenía buen aspecto, pero la de dentro iba albergando esa especie de polvo entre sus teclas que requiere un cuidado y un mimo diario.
Al principio era perfecto. Su batería duraba días y días. Era un teléfono inagotable. Durante un año ha funcionado de maravilla y apenas puedo decir que haya tenido quejas de él.
Pasado un año su volumen ha descendido y muchas veces no lo oigo cuando va descansando en mi bolso. Sus melodías apagan su voz a su libre albedrío y se queda mudo sin comerlo ni beberlo cuando menos lo esperas y más lo necesitas.

Ha pasado poco más de un año y medio y el plan RENOVE ha venido de la mano tanto con mi móvil como con mi novio.
No creáis. Me da pena cambiarlo, pues se coge apego hasta a estos trocitos de tecnología, simples pedazos de plástico que nos acompañan en nuestros días.

El otro día me llamó una señorita de Orange para hacerme una oferta:

- Buenas tardes señora Aprendiza, ¿Quiere un terminal de última generación, 3G, bla, bla, bla....?
- Pues no –le acallé con contundencia-. Yo no quiero ningún terminal más. Si acaso tiene usted, por favor, algún teléfono para ofrecerme, sencillo, sin tapa ni capas, de uso fácil, que tan sólo sirva para poder comunicarme, me es suficiente. No necesito que tenga juegos para entretenerme, ni cámara para retratar, ni música para amenizarme. Tan sólo un teléfono para poder comunicarme. Gracias.

Y ya está en camino. Me dijeron que tardaría unos días. No me importa. No lo necesito para vivir. De hecho dispongo de telefonía fija, de los móviles de mis amigos, del de mi hijo...
Ya le dije a la señorita:
-Que llegue cuando quiera. No tengo prisa.

Y mientras tanto dedicaré mi tiempo a vivir.
.
.
.

27 agosto 2008

Para ti, que sé que me lees...





Redondas como un atrapa sueños eran esas ruedas que tantas veces rodaron por Igriés.

Y todos tus sueños quedaron atrapados en sus radios una tarde de verano.

Me contaron que la sierra cobró una luz tan limpia que hasta el sol tuvo envidia de tanta claridad.

Y como pompas de jabón tus anhelos se esparcieron sobre el lomo del gigante de Guara.

El quebrantahuesos llora porque le arrancaron las alas de tu bicicleta y ese vuelo que alza cada mes de junio ya no será tan hermoso en tu ausencia.

En cambio tú supiste engranar un desarrollo tan increible que echaste a volar.

Sin hacer ruido.

Como siempre.




Cierro los ojos y te envío un beso dulce, grande, tan grande, que sé que llegará a su destino,
Aprendiza de risas
.
.
.



12 agosto 2008

Albahaca


Hoy mi ciudad
ha olido
a albahaca
y he respirado
un trocito
del oxígeno
del olvido.
Hoy mi ciudad
está perfumada
de verde
de música
y pasodoble.
Hoy mi ciudad
huele
al frescor
de la albahaca.
.
.
.

05 agosto 2008


Without photo
Sin ti

FOTO

(En este espacio imaginaros una foto genial.
Un corazón enorme a la orilla del mar)




Puede que lo creásemos muy cerca del agua.
A veces las tempestades hacen que las olas se agiganten,
las mareas se embravezcan y se traguen esos caminos que dibujan nuestros corazones.
Pero el mar es grande, mi niño.
Las playas arrullan el mundo.
La arena es infinita.
Podemos seguir dibujando y creando amor. Nos quedan nuestras manos como pinceles.
Quizás algún día coincidamos en la misma playa y nos robemos el índice para volver a pintar el corazón más grande que jamás haya existido.
Mientras, caminemos descalzos por la arena, saboreando la sal de la vida, el agua que limpia todas las heridas.
Puede que lo dibujásemos muy cerca del agua. Puede...


Ya estoy de nuevo en casa, mi gente En pleno agosto, con un calor que mata, con una vida que pesa, pero con unas ganas que compensan Ha sido un placer llegar a mi ordenador y veros a tod@s Estoy llena de vida, de ganas, de empuje Me muero por dentro, pero vivo en cuanto lo digo Caigo y me levanto Lloro y sonrío a la vida que me está esperando con miles de sorpresas Estoy viva, estoy preciosa Y eso es lo que cuenta Os quiero En cuanto pueda voy por vuestros rincones a visitaros Mientras tanto os lanzo por el aire montones de besos para que os lleguen muchos, cuantos más, mejor

;)

30 junio 2008

En unas horas... julio, sol y playa.


Doy una vuelta de llave a mi cerradura y me voy de vacaciones.

Los pensamientos los dejo en casa.

En la maleta sólo meto mi ropa y mis sentires.


Nos vemos a la vuelta.


Besos con sabor a mar,


Aprendiza de risas
(Foto del fotógrafo que más me gusta)
.
.
.

24 junio 2008

Próximo destino: Tu corazón

- Cariño, ¿te vienes de vacaciones?

- Imposible, voy mal de dinero.

- No importa. Te invito a un lugar maravilloso.

- Te he dicho que no puedo.

- Cierra los ojos y déjate llevar...

- Pero, ¿dónde vamos? Me da miedo la oscuridad...

- En este lugar sólo hay luz. Respira y siente.

- Huelo a brisa y a mar, a quietud y tranquilidad, ¿dónde me has llevado?

- A la isla de mi corazón.


20 junio 2008

¡Al agua, escuela!


Hoy una fina brisa ha recorrido mi aula
y se ha llevado el polvo de tiza.
Las pinturas se tiran a la piscina
y los libros se duermen en las mochilas.
La carcajada del sol llega anunciando estío
hoy nuestras sonrisas delatan alegría.
La pizarra comienza su letargo
los flotadores pasan por la peluquería.
Un curso más
diez meses menos
para recomponer mis fuerzas
tengo un verano entero.
¡Felices vacaciones!



Hoy es la mejor jornada. Este poema, la última producción de mis peques. Acabo de recibir un buen regalo: Un ramo de días que trae, escondidos entre sus pétalos, playas, montañas, risas y vida. ¡Salud!
.
.

14 junio 2008

Los carros de la compra vuelven a su normalidad



Ir al mercado y encontrate con las estanterías vacías
encontrarte con un piquete de huelguistas alterados en la autovía
saber que el petróleo es una fuente no renovable de energía
enterarte de que el hambre ha crecido en el mundo desde
que se comercializa la comida del tercer mundo para energía
pensar que les estamos dejando un legado de mierda a nuestros hijos
tantas y tantas cosas... ¡me dan un miedo...!
.

07 junio 2008

Je me fais la coiffure...




...que hasta tu aliento

se resbale

como en un tobogán.


(...)

03 junio 2008


Al jugador ejemplar
Feliz cumpleaños






Querido hijo:
Supongo que en algún momento habrás oído la expresión “
esta persona tiene duende”.
Me pregunto si con eso se nace o uno se hace.
Hoy es 3 de Junio y hace catorce años naciste tú, mi tesoro.
No sé en qué disposición brillarían y se conjugarían las estrellas en aquella madrugada cuando sobre las tres de la mañana tu llanto anunció tu entrada en la vida inundándome para siempre, cuando naciste de mis entrañas, mi amor, la cosita más bonita con la que jamás pude soñar.
Tantas veces como me has preguntado: “¿mamá, qué te gustaría que sea de mayor?” yo te he respondido: “buena persona, mi amor”. Y será porque tenía que ser, porque has sido tocado con la varita de la bondad, no lo sé con certeza... pero éste eres tú, mi niño del alma, un ser que camina por la vida envuelto en un aura especial, que atraes la simpatía de cuantos te rodean.
Me lo dice una vocecita interior... con duende se nace. Y tú llegaste con ese regalo. Tienes algo especial. Me lo dicen tu mirada, tus gestos, tus abrazos. Me lo dicen tus buenos días, tu dulzura, tu saber estar.
Es por todo esto que te cuento. Es por nada. Me daría igual que fueses como fueses. Yo te quiero, te amo con locura. Es un amor del bueno, del inagotable, del que crece, ese que cada día es más grande y no me preguntes cómo puede ser, porque ni siquiera yo me lo explico.


¡¡¡Feliz cumpleaños, mi vida!!! Que cumplas muchísimos más y que sigas siendo tan maravilloso como hasta ahora.


Tu madre que te quiere infinito, ida y vuelta y hasta el más allá. Siempre,




Y ahora os comentaré algo que me tiene loca, orgullosa, henchida de felicidad y que me apetece gritar a los cuatro vientos.
El sábado fue la fiesta de final de la liga. Mi hijo juega en un equipo de fútbol y su entrenador repartió a cada uno de los jugadores un trofeo personalizado con una placa que definía a cada integrante: Trofeo “al goleador”, trofeo “a la técnica”, trofeo ”a la superación”... Así hasta contar los veinte jugadores que forman la plantilla.
Pero sobre la mesa el entrenador reservaba una copa especial que entregaría como último galardón. Cuando hubo dedicado todos los trofeos sólo un jugador quedaba sin trofeo esperando la ansiada copa. Éste era mi niño. Cuando el entrenador levantó la copa, su emoción sólo le permitió decir que esa copa era sinónimo de ejemplo.
Esta madre que escribe estas líneas no sabía cómo controlar su emoción, esas lágrimas que pugnaban por brotar de sus ojos.
El entrenador prosiguió con su discurso y no podéis imaginar lo que llegó a decir sobre este pedazo de chaval. Habló de solidaridad, ternura, disposición, cooperación, buena gente, responsabilidad... No es caso de explicar todas las palabras con las que calificó la persona que es él. Las resumió con la placa que identifica esta copa tan maravillosa:
Al jugador ejemplar”.
¿Os hacéis cargo de cómo me sentí, de cómo me siento? Siempre supe de qué madera estaba hecho mi hijo, pero sé que las madres tendemos a magnificar las cualidades de nuestros hijos, que a veces nos quedamos ciegas ante sus defectos.
Sólo os puedo decir que no puedo abrochar la ropa que llevo porque la felicidad me tiene engordando a minutos.
Esa misma tarde me encontré con un amigo por la calle:
- Aprendiza, pero ¡qué guapa estás! –exclamó echándome una mirada de arriba abajo.
- No me extraña nada, si soy tan guapa como feliz, debo ser la más guapa del mundo – le contesté con una sonrisa que se caía de mi cara, pues no cabía de lo grande que era. Que es. Porque tengo una sonrisa como grapada a mi cara que me acompaña desde el alba hasta el sueño.

30 mayo 2008

Para él


Las situaciones extremas de la vida nos colocan a cada uno en nuestro sitio, cayéndose nuestras corazas por su propio peso y mostrándonos tal cual somos, íntegros, sin adornos, humanos. Es en estos momentos donde aparece nuestro propio yo, donde nuestros sentimientos se muestran en todo su esplendor, donde el estar y el tener no tienen conjugación y sólo el ser cobra protagonismo.

Hoy me doy cuenta de que mis miserias me han carcomido a veces generando pensamientos negativos y a veces destructivos que no llevan a ningún sitio.

Cuando por fin me desnudo, porque lo incontrolable de la muerte me saluda desde muy cerca y me amenaza, compruebo que la vida es tan simple, tan fácil... me doy cuenta de que VIVIR es tan maravilloso, que no debo enturbiar nada de lo que acontece a mi alrededor.

Todos tenemos un sitio en esta vida, un objetivo que cumplir y hoy, mejor que nunca, sé el sitio de cada uno de los que me rodean. No sobramos nadie.

Hoy me siento más en paz que nunca. Hoy el miedo no me paraliza sino que me da fuerzas para seguir adelante por un camino que jamás ha tenido tanta luz. Hoy estoy llena de esperanza, de vida. Hoy deseo todo de buena fe. Hoy soy yo y me siento feliz.

Mi sonrisa me delata.

Sé que la medicina va a jugar a nuestro favor, que los dioses de cada uno de los que rezamos aunarán sus fuerzas y que la primavera renacerá en él inundándole de colores y de vida.
NOTA: Hoy es lunes y él, el padre de mi hijo, parece que se aleja del coqueteo con "esa" que tanto tememos. Parece que todo va por buen camino. Gracias por vuestros comentarios y por el alma que echáis en cada uno de ellos. (Hago esta aclaración porque después de leeros creo que algun@s habías interpretado que era yo quien estaba pasando por ese crítico momento, y no merezco tantos elogios. Gracias.)

23 mayo 2008

Alfombra


El sol despereza hoy tímido después de tantos días lluviosos y se cuela por las rendijas de mi persiana regalándome un buenos días lleno de luz. Abro la puerta de mi balcón y los pájaros que ocupan los árboles del jardín de mi vecino entonan sus trinos mañaneros provocando un suspiro en mi alma que cala todo el aire del cielo: por fin el sol, por fin vida.


Mi barrio huele a limpio, a recién aseado y lo que veo desde mi ventana es un lienzo de hermosura. El verde de los árboles es más verde que nunca y los rayos de sol tiñen mi vista de arcoiris.


Mudo las sábanas de mi cama, ordeno los libros de mi mesilla y sacudo la alfombra de mi vida.


Contemplo con placer cómo desaparecen revoloteando las palusillas que me molestaban pero, por más que insisto con sacudidas contra la barandilla del balcón, no se desprende todo lo que se agarra a las fibras de mi alfombra.


El sol me guiña un ojo y me sonríe. Capto su señal al vuelo. Habrá más días. Sé que hay más días. Lo estoy haciendo bien. Poco a poco Aprendiza.




Hoy mi ciudad se pasea bajo una lluvia fina e insistente que no tiene intención de detenerse. Como mantilla, un cielo gris. Pero en mi alma luce el sol.

08 mayo 2008

¡¡¡Salud!!!






Por fin estoy de alta, que es lo que más combina con mi estatura y he dejado atrás un peregrinaje por médicos que me han puesto realmente mala.


Ya decía que estar de baja me sentaba fatal, yo, que siempre he tenido este metro setenta y cinco -sin tacones.-


Todo comenzó cuando monté en la montaña rusa. Sube, baja, vuelve a subir, y ahora baja en picado, y ahora coge fuerzas de nuevo para remontar... Sabía descender con los brazos en alto como en el Dragon Khan. Así que un día, al levantarme, la vida quiso echarme un pulso y lo consiguió. No pude ponerme ni de pie. Ella entera me empujaba hacia un abismo que no tenía fondo ni un camino por el que guiarme.


El primer médico que me visitó, un traumatólogo mal follado, no consiguió que me suicidase a pesar de su intención sibilina. Sin más que con una burda radiografía de hospital de pueblo me diagnosticó una artrosis cervical degenerativa, que iría acompañada de dolores y vértigos y bla, bla, bla.


- Usted tiene unos picos de loro en las cervicales...


-¡Pero qué chorrada, usted se equivoca, si yo lo que tengo es un pico de oro impresionante. Haga el favor de quitar esa ele de mi diagnóstico -le espeté empezando a enfadarme.


Creo que lo dejé con la palabra en la boca cuando estaba aconsejándome mi epitafio. No quise ni pedirle el número de colegiado porque Aprendiza, cuando tiene mala hostia, es la peor, así que preferí obviar sus sandeces.


Pero el miedo se instaló en mi cuerpo y decidió a habitar en él durante un buen tiempo.


Después de esta noticia tan halagüeña mi cuerpo ha sido objeto de estudio por inmumerables especialistas de la medicina.


- Mira Aprendiza, debes beber mucho para orinar más y limpiar bien tus riñones -me dijo el urólogo-.


-Pero si yo estoy todo el día meándome de la risa. Qué insensatez... -repuse mientras recogía los volantes para varias pruebas exploratorias.


- En esta gammagrafía se ven unas manchitas en tus ovarios... -dijo la ginecóloga.


- ¡Bah! Qué manchitas ni niño muerto... Que tengo un par de ovarios bien puestos y los necesito para toda la vida repuse convencida de mi afirmación.


Sé que el médico rehabilitador se enamoró de mí. Cada tres semanas me cita y me propone nuevas tandas de rehabilitación. Me quiere dejar la cadera como nueva y no pierde empeño en ello. Yo estoy segura de que le gusta rotarme la pierna por la altura de mis abductores y ver cómo me retuerzo de dolor, pero eso le debe poner.


El especialista en Rayos X ya empezaba a coger confianza conmigo.


-¿Qué tal Aprendiza? Tú otra vez por aquí -me dijo en alguna de mis citas mañaneras con la radiación.


Menos mal que hemos terminado, que si no, me larga su número de móvil cualquier día de éstos.


-Tienes el sentido del equilibrio un poco "tocado"- me dijo con mucha dulzura una otorrina.


Yo no daba crédito, yo que soy una libra de tomo y lomo, ordenada y pulcra que no puede ver ni un cuadro mal colgado.


Pero sí, mi vida últimamente se ve involucrada en altibajos y mi oído me advirtió que estaba cansado de soportarme, así que me hizo un corte de mangas la parte del cerebelo que controla esto de los equilibrios y me dijo:


-Ponte las pilas Aprendiza, haz el favor de coger la capa y torear la vida de frente y con dos ovarios (por esto que los tengo sanos, lo sé, porque los necesito como el respirar).



Y en ello estoy mis niños y niñas, echándole un par, riendo como loca cuando me lo permito, aprendiendo de la vida a borbotones, aprendiendo a discernir entre lo bueno, lo menos bueno y lo malo. Casi un mes y medio de retiro laboral me ha permitido estar atenta a cómo rueda el mundo a mi alrededor y cómo se mueven sus elementos. Sé mucho más de cada uno de vosotr@s pues os he visitado con más asiduidad. Sin embargo hay días que me siento como en pañales cuando me observo a mí misma. Pero por lo menos me veo, soy consciente de ello y sé que cuando tenga las ganas me pondré manos a la obra y esculpiré a Aprendiza como la persona que me gustaría ver cuando me miro al espejo.


Hoy he vuelto al tajo y me ha sorprendido cuando me preguntaban mis compañeros:


-¿Ya estás buena?


Pero qué tontería, madre, si yo he estado buena siempre. Si soy un bomboncito.






¡¡¡Salud!!!


Poul A. Costinsky



05 mayo 2008

Me pones (Contrarios) (6)


Esa puntita me fascina Llegar a ella con deseo, con el deleite de perderme en su geografía Sentir su textura de gominola Pasearme por su perímetro Acunarla en el surco de mi lengua


dentro, fuera


Sazonarla con el almibar de mi saliva y deslizarla entre mis dedos


arriba, abajo


Mirar tu mirada que me ignora y contagiarme del placer que te inunda Regresar a ella Succionar su punta como el pezón que amamanta un niño y sentir los espasmos de tu vientre


despacio, deprisa


Introducirla en mi boca hasta el ahogo y sacarla mientras mis labios la oprimen hasta liberarla de mi boca


entrar, salir


Regodearme en tu piel Confundir mis manos y mis labios en una comunión con tu verga


dulcemente, con furia


Acariciar esa puntita con mi boca mientras mis manos recorren su mapa hasta donde nace Besar todo su contorno, acariciarlo, chuparlo Descubrir cómo me enloquece tu locura Lamer el escondite que tienes en tus ingles mientras mi mano aprisiona de nuevo tu sexo

Y en tanto tu alma se evapora y tu cuerpo tiembla yo me voy haciendo agua y mi flor abre sus pétalos dispuesta a que tú la libes hasta el éxtasis de caer dormida entre tus brazos

28 abril 2008

Para Teresa



Toma

Este

Regalo.

Es

Sólo

Amor




¡¡Feliz 81 cumpleaños mamá!!

Te quiero hasta el infinito, ida y vuelta y hasta el más allá.


18 abril 2008

Mi tom-tom preferido


A la espera de la foto de mi mensajero,
ilustro esta entrada con este otro,
aunque el de carne y hueso es genial.
A ver si hay suerte y puedo cambiar esta foto en breve por la original.


Hoy he sido un mensaje, un paquete con envoltorio, aunque no he llevado información de nadie a ninguna persona. Tan sólo un mensaje embalado en mi propio vehículo y transportado como tirado de una cuerda invisible por un mensajero. Sí, uno de esos que van en moto, casco en cabeza y una sonrisa navegando de oreja a oreja cuando le he preguntado por la calle Carrera del Sábado. Me ha llevado desde el mismísimo puente de Santiago de Zaragoza hasta la calle mencionada.
Con los semáforos como únicos testigos hemos ido cosiendo de rojos a verdes una conversación, a trompicones, vana pero llena de sonrisas.
Él no tenía demasiado trabajo ha comentado; yo, demasiada prisa, pues llegaba muy tarde a mi destino.

-Te dejaré cerca pero no puedo llevarte hasta la calle, no dispongo de todo el tiempo- ha sido uno de los diálogos en uno de los semáforos cuyo minuto colorado ha cabalgado en apenas unos segundos.

Sin embargo no sólo me ha guiado como un perfecto lazarillo hasta el fin de mi viaje. Me ha ayudado a buscar aparcamiento para mi coche.
Sé que le ha hecho ilusión mi recompensa, un pensamiento verbalizando mi gratitud por su gesto.

-Jo, hoy mismo escribo de ti en mi blog- se me ha escapado a media ventanilla en uno de nuestros stops.

Sé que este comentario le ha motivado y al llegar a la mismísima puerta de la clínica ha parado su moto, se ha quitado el casco dejando caer una melena teñida de rojo sobre sus hombros y con esa sonrisa tan espléndida me ha alcanzado un bolígrafo y un papel.

-Toma, éste es mi mail. Te envío una foto y puedes ilustrar el post.

Dos besos, uno por mejilla, han puesto el punto y final de esta mensajería. Al entrar a la consulta, con media hora de retraso, la recepcionista ha comentado:

Vaya! ¡Qué maravilla recibir a alguien con una carcajada tan amplia! ¿Vienes contenta?

-Sí, es que soy Aprendiza de Risas y la vida, confabulada conmigo, aprende también y ya, de mañanas, me ha sonreido.


De vuelta a casa he visto una moto muy especial. Le he preguntado, bajando la ventanilla, si podía llevar un mensaje a mis blogueros preferidos pero sin mirarme se ha lanzado a la carrera antes de aparecer el círculo verde. Sé que os hubiese hecho ilusión. Otra vez será. Mientras, os mando unos besos por el aire, por vuestros ánimos y vuestras palabras.
:)

10 abril 2008

Dolor




Esperar duele.

Olvidar duele.


Pero el peor de los sufrimientos es

no saber qué decisión tomar.






oOo
En este blog cuelgo imágenes que encuentro por la red. Si al autor o autora de alguna de ellas le molesta que así lo haga, sólo tiene que hacérmelo saber y las quitaré de inmediato. Gracias.

¿Quién es Aprendiza?

Mi foto
Aprendiza de risas, de la vida, del arte de amar, del mundo, del universo, de ti si deseas compartir conmigo. Para los amigos, Aprendiza, sin más.