Si estás ocios@, al final de esta página puedes entretenerte con los rinconcitos que a mí me entre-tienen encandilada


30 octubre 2007

OTOÑO EN ORDESA




- Vengo a cambiar el cristal de mis gafas.
- ¿Miopía? ¿Estrabismo? ¿Hipermetropía...?
- Tristeza.
- ¿Tristeza?
- Sí, llevo unos días ¡plof! y me han dicho que todo depende del cristal con que se mire la vida.
- Ya... sí... pero...
- No se preocupe, como siempre, del dicho al hecho hay un trecho.
- Siento no poder ayudarle...
- Tranquila, me las arreglaré... Todo fue un soñar...


Pienso que, entre revolver las penas con los minutos de la vida, soñar y optar por soluciones activas, lo más recomendable es la última opción.

Para quien esté con síndrome tristil, para quien necesite color en su vida, le recomiendo una excursión. Tiene que hacerla rápidamente. El otoño en su máximo esplendor de cromatismo nos saluda en estos momentos con las manos abiertas. Y para devolverle el saludo, en breve tenemos un "puente" genial de cuatro días, y si no lo tenéis, da lo mismo. El sábado o el domingo son buenos días para hacerlo. Pero no podéis dejarlo para más tarde. Este es el momento oportuno.


Os estoy hablando de ORDESA, un parque natural que hay en el Pirineo Oscense. Hay unas excursiones maravillosas, indicadas para todo tipo de personas, desde las poco habituadas a caminar, aquellas que tan sólo desean pasear y contemplar el paisaje, hasta aquellas personas deportistas y montañeras que pueden pasarse todo el día caminando.


Os dejo dos botones de muestra y, por supuesto, la cámara no puede captar lo que disfruta nuestra vista al natural.


Yo no recordaba haber visto un despliegue de ocres tan brutal como en esta excursión que hice el domingo. La mezcla de naranjas, amarillos, rojos y rojizos, verdes y marrones, contrastados con el gris de la roca, me volvió loca de placer. Comentábamos con un amigo que un pintor es incapaz de reflejar en un lienzo toda la gama de colores que había entre la hojarasca.


Hay una excursión muy chula a la Cola de Caballo. Hay varios itinerarios para llegar a ella, pero no os perdáis por nada el bosque de hayas... ¡impresionante! Es como zambullirte en una paleta y dar vueltas con el arco iris cálido de rojos y amarillos y emborracharte con sus mil tonalidades.

Escoger buena compañía y ¡hale! ¡¡¡A disfrutar del Pirineo otoñal!!!
(Estas fotos del Bosque de Hayas me las ha cedido uno de los amigos que hicieron la excursión conmigo. Las mías las dejé en casa de otro. Cuando pueda, las cambiaré y os pondré instantáneas de la Cola de Caballo, y de sus alrededores)

26 octubre 2007

ME GUSTARÍA DARTE EL MAR



Me gustaría darte el mar
Todo ese mar que no conoces
Todo ese mar que no has bebido
Que hace más seco tu camino de piedras sordas
De piedras sordas y de espinos
Me gustaría darte el mar

Me gustaría darte el mar
Todo ese mar cansado y bello
Que cobijó grandeza y trueno
Como el señor que da la mano sin dividir
Sin dividir humano y bueno
Me gustaría darte el mar

Me gustaría darte el mar
Para inundar tu tierra seca
Sedienta de lluvia serena
Siglos y siglos suplicada por esta casa
Por esta casa despreciada
Me gustaría darte el mar

Me gustaría darte el mar
Para llenar de luz tu corazón calizo
Como la tierra quebrada
De noche y soledad precipitada
Me gustaría darte el mar
Darte el mar
Darte el mar
Me gustaría darte el mar (Joaquín Carbonell)


Ésta fue una de las canciones que más me gustaron del concierto que disfruté ayer noche.

Labordeta, La Bullonera y Carbonell, cantautores caducos y disecados, como me comentó un amigo, fueron la música de fondo de una época en la que la libertad hacía su presentación en nuestras vidas, una época en la que se podía gritar lo que sentías, lo que querías, lo que valorabas. Una época que dejó atrás el color gris para empezar a ver los colores y la luz que provocaba la mezcla de todos ellos. Una época de cambios hacia la mejoría.
Para mí no son caducos, sus voces, después de treinta años suenan bastante bien y son capaces de transportarme a treinta años atrás, sentir en mi piel los ecos de mi adolescencia... ¡tantas cosas!
No puede evitar emocionarme con alguno de las canciones, auténticos himnos a la libertad, y corearlas con todo el público que las ecuchábamos con una sonrisa pintada en la cara.
Un amigo me decía que mi puño y mi ímpetu declaraban mi posición política, yo..., que nunca me definí en política, porque no tengo ni idea, pero que mi condición de proletaria, los acontecimeintos narrados desde mi cuna me inclinan hacia una de las opciones...
E, irremediablemente, pensé que muchos de los poemas cantados podrían ser textos recogidos por los profes de secundaria para hacer comentarios de texto en Literatura, para estudiar un poquito la historia más reciente de nuestro país, para entender mil cuestiones como el trasvase del Ebro, el abandono de los pueblos, la censura...
En fin, mi gente, que lo disfruté mucho y que hoy no tengo voz. Pero para algo ha servido, pues, como anécdota, os comento que en clase, al estar afónica, sólo musitaba palabras y mis niños, en un ademán inconsciente de imitación, hacían lo propio; con lo que la mañana ha sido ligera, sosegada... Sin quererlo me han cuidado... No sé si hacerme la afónica un par de días a la semana... ¡Ha sido una gozada!

19 octubre 2007

Efervescencias



Es como efervescer por dentro. Sentir miles de burbujas haciéndome cosquillas por mis adentros. Mis células saltando a la comba, los glóbulos subiendo y bajando por el tobogán de las arterias, riendo a carcajadas.
Mi cara, cara de boba. Mi sonrisa como congelada, imposible de desdibujarse ni con borrador, se durmió meciéndose de oreja a oreja.
Y hoy me levanto, me asomo al espejo y allí estaba, esa sonrisa de rotulador permanente dándome los buenos días.
Ayer cené codo a codo con la felicidad y hoy hemos vuelto a compartir mantel en el desayuno.
Me siento feliz, privilegiada y acunada por la vida. Creo estar acariciando la dicha con mis dedos. La alegría de vivir es el chiclé que hoy mastico.

Casi me da miedo decir todo esto que escribo pero el placer de vibrar con esta sensación sólo se puede comparar al placer de escribirlo y gritarlo a los cuatro vientos. Y sin embargo, me sigue dando miedo, es como si una fuerza superior me pudiese castigar y arrebatármelo... ¡Qué cosas! Siempre acostumbrados a lidiar en plazas difíciles y cuando te llegan estos momentos nos cuesta creerlos y digerirlos.

Y uno se puede preguntar, ¿qué será todo esto que a Aprendiza le hace tan feliz? La respuesta está en la amistad, en sentir que el amor pulula por mi vida y que sé amar mejor, que la confianza es lo último que debemos perder, que esta vida es lo mejor que nos ha podido pasar. Que tan sólo debemos aprender a disfrutar en cada momento de acontecimientos simples, pero llenos de vida. Que tengo unos amigos que son la hostia, que ayer las sorpresas fueron desatándose en un efecto dominó: detrás de una venía la otra... todas maravillosas, aunque puede que para algunas personas fueran tal nimiedades que pensaran, ¡pero qué tonta es esta mujer! ¡Con tan poco se conforma y tan feliz!

Y es que por eso me siento feliz, porque he aprendido a serlo con pequeñas cosas, que al final, ¡¡son tan grandes...!!

Son mi vida.

15 octubre 2007

EQUILIBRIO



Esta mañana un cofre se abrió sobre mi mesilla y una bailarina comenzó a danzar alegre canturreando una cancioncilla que festejaba que hoy es un día especial.
No sé si podría enumerar 365 razones diferentes para celebrar cada uno de los días que hemos pasado juntos, explicar que junto a ti he disfrutado como nunca de los ocres de nuestro primer otoño cuyas hojas caídas se convirtieron en el mejor colchón donde durmieron mis sueños, que me has dado el calor más tibio del pasado invierno que nos acarició con sus nieves y fríos, que a tu lado he podido sentir el aroma más rico de todas mis primaveras y que el rumor del mar nunca ha sonado tan acompasado al chocar sus olas contra la arena en nuestro primer verano.
No sé si podría contarte qué razones me encienden cada amanecer, qué emociones me alientan a seguir contigo al morir cada semana en el crepúsculo de sus domingos.
Sólo sé que todos los minutos de este año se han revuelto en el tazón del cariño y el líquido que bebo a segundos es el elixir del amor.
Te quiero y deseo amarte con locura, viajar hasta el infinito contigo transitando la vida como una feria en la que todas sus atracciones, duras, divertidas, emocionantes, vertiginosas, difíciles..., me resulten atractivas y apasionantes.

Y como hoy es día de celebración, me siento ante una tarta de chocolate y apago su vela no sin antes pedir mi deseo más anhelado:
Equilibrio
Un beso de cereza,

10 octubre 2007

CON jugando LA VIDA



Te conjugo en presente en el modo que me indicas
porque al pretérito ya le regalé
los desamores e infortunios que no quería.



Ante el futuro me inclino en reverencia
para que me depare esos momentos
que jamás querría que se convirtiesen en imperfectos.



Si alguna condición pudiera ponerte
sería que los ojalás que yo deseo
desaparezcan del subjuntivo
y viajen al futuro apacible
que me dibuja una amplia sonrisa.



A cambio me comprometo, vida,
a no conjugarte con imperativos.

08 octubre 2007

Mis tareas

Trabajo,






recojo la casa,











hago la compra,










limpio el hogar,






y tú...






hasta cuando rezo...






...vienes detrás.




04 octubre 2007

Travesuras




No sabes la de travesuras



que atravesaron mi mente



cuando me mirabas a través de tu objetivo



mientras yo sorteaba las traviesas de la vía.



Y aquí está Aprendiza de risas, retratada por el que más me gusta a mí. Su nombre no puedo, ni debo citarlo. Si él quiere, que lo diga.

Eso sí, como regalito, digo regalazo, os dejo una foto suya. Le pillé cuando él no se daba cuenta.
¡¡Sorpresa fotógrafo!!

En este blog cuelgo imágenes que encuentro por la red. Si al autor o autora de alguna de ellas le molesta que así lo haga, sólo tiene que hacérmelo saber y las quitaré de inmediato. Gracias.

¿Quién es Aprendiza?

Mi foto
Aprendiza de risas, de la vida, del arte de amar, del mundo, del universo, de ti si deseas compartir conmigo. Para los amigos, Aprendiza, sin más.