Si estás ocios@, al final de esta página puedes entretenerte con los rinconcitos que a mí me entre-tienen encandilada


29 septiembre 2006

Cumpleaños muy feliz



Estoy todavía dormida, me despierta y me dice... ven... monta en mí y vámonos de viaje.
¡Qué sueño...! Son tan sólo las 7'25 de la mañana y de repente mi sueño se ha esfumado.
Me acabo de acomodar en el medio de transporte más cómodo que me ha regalado este día .
Me llama con cuatro bocinazos y entro en él. Es... mi móvil.
Mi primer viaje... a Hamburgo... o tal vez a Toulouse, no lo sé certeramente, pero sé que me he ido con él... y qué agustito. Ha sido un viaje lindísimo, dulce, arropado de tendre baisers como él dice. Le he pedido si me quería acompañar durante todo el día y me ha dicho que sí.
Así que, a los pocos minutos ha tenido que hacerse un sitio en mi vehículo porque Carlos, mi chico espiritual, ha llamado a la puerta y me ha pedido entrar, no sin antes desearme un día muy feliz. Lo que él no sabía es que iba a ser genial.
Nos hemos ido al cole los tres y sólo llegar, ha querido montar con nosotros mi mejicana preferida, cantando las mañanitas que tan bien entona ella y, claro se ha acomodado con todos.
A los pocos minutos he oido cuatro toc-tocs. Era mi oscense motorizado que no sabía a qué dirección enviarme unos bombones, y le hemos dicho que no nos importaba no poder relamernos con dulces, que en este lugar ya había mucho azúcar y, claro, ha entrado con buen gusto también.
Al ratito mi niña leonesa ha entonado un cumpleaños feliz tan cariñoso que le hemos abierto las puertas de par en par y se ha colado dentro. ¡Qué agustito se estaba con ella!!
No habían pasado diez minutos que todos nos hemos ido a Castellón y venga a cantar: "Cumpleaños feliz, cumpleaños feliz..." No os podéis ni imaginar qué grupito tan calentito con mi linda Pilar en medio...
Y, claro, no podía faltar algo de salsa y entonces, mi Toño ha hecho una figura, un "setenta y uno", y todos nos hemos dispuesto en una rueda de casino y hemos bailado una de Marck Anthony.
Sobre el mediodía ha llamado Eduard: "oye, que yo también quiero estar ahí" y le hemos abierto las puertas. El ambiente ya estaba más que caldeadito y mi Julián ha venido desde mi pueblo para celebrar con champán. Venía andando casi a la par que Mar, mi niña dulce, y se han presentado juntos.
Cuando ya creíamos que nadie más iba a venir, de repente, una oleada de amigos han hecho su aparición: el señor barquero pero sin barca, ¡¡¡qué majo!!! estaba guapísimo con su niki de color rosa, poniendo la nota de color, el bilbaino más guapo que jamás hayamos podido ver, con su voz arrogante y lanzándome palabras de ternura, el peluquero, sin tijeras, pero sí con guitarra dispuesto a tocar "Yolanda" de Milanés, mi cuñado el cantante, para amenizar la fiesta.
Todos juntos hemos salido de mi cole y cuando hemos llegado a casa a comer, han llamado al timbre unos cuantos más: mi hermana, mis sobrinas, mi madre... ¡cuanto la quiero!
Mientras preparaba unas cositas en mi casa, sintiendo todas vuestras miradas, con sigilo ha entrado Nuse; todos la habéis visto llegar y su entrada ha sido como cuando sale la muñeca de la tarta, espectacular, como siempre. ¡Qué alegría me ha dado!
Y al ratito Mapi, mi compa mañica, con toda su jovialidad y alegría. Ha entonado una jota y se ha quedado más ancha que larga.
El día no ha terminado. Todavía quedan muchas horas por delante y sé que vendrán con nosotros los que faltan, los llevo dentro de mi corazón, mi camionero, mi Kelki, amigas de la infancia...

A las diez me meteré dentro de unos tejanos, me calzaré mis zapatos de baile y me iré a compartir mesa con mis amigas del alma. Este año estaremos 9 en la mesa, pero haremos como en las falmilias de buena fé: dejaremos el espacio libre para las tres que faltáis: Nuse, Pilar y Fantasía. Con vosotras la noche hubiese sido completa, perfecta, hubiese rozado la perfección.

Me olvidé de deciros que, cuando en mitad del viaje, llegamos a mi trabajo, se montaron en el coche tanta gente, que casi nos para la policía, pero una que tiene contactos les había avisado: "HOY ES MI CUMPLEAÑOS"

Me prometieron no quitarme puntos aún cuando les dije que mi coche siempre va lleno con todos ellos, aunque no estén dentro, que mi corazón les alberga y mi alma se hace más liviana porque les siento cerca.Un beso de gracias a todos y todas. Os quiero.

11 septiembre 2006

Para subir al cielo...

No, no es hoy el día de regreso de mis vacaciones. Hoy es el día en que me apetece dejar unas palabras en mi blog. Hoy me apetece contar lo que llevo dentro y me congratulo conmigo misma de que lo que voy a soltar es algo positivo. Me siento contenta. No especialmente vitalista o alegre como suele ser mi estilo, pero sí tranquila.
Después de los acontecimientos que me tocan vivir últimamente me sorprendo de mí misma al comprobar mis reacciones.
Hace unos años mi vida estaba muy ligada a una amiga, Nuse, un pedazo de mujer que cada día de mi vida está en mis pensamientos. Con ella compartía mi vida, nuestros hijos, nuestras entradas y salidas hasta que un día ella conoció al amor de su vida; recogió su casa, hizo maletas y agarró a su hija y la vida por montera y se largó junto a él. Y yo me quedé aquí, rota de dolor, nadando entre mis lágrimas. Días y días le lloré, le eché de menos, creía que nada podría ser igual sin ella cerca.
Pero comprobé que la distancia no destruye la amistad. La distancia imposibilita el verse, el dar rienda suelta a algunos sentidos, ver, oler, tocar... pero el sentir, el compartir, eso no se pierde. Han pasado, nu sé... tres años? Y prácticamente nos hablamos cada día. Le hago partícipe de todo lo que me acontece, reímos juntas nuestras alegrías y lloramos nuestras tristezas. La cuestión es que después de este tiempo “separadas”, la siento muy cerca de mí, incluso me arriesgaría a decir que más que antes. Simplemente no disfrutamos del habitáculo cara a cara.
El teléfono obra de maravilla para que se dé esta situación. Cuando en el auricular veo su nombre, me dispongo una cocacola entre mis manos, los cigarros oportunos y disfrutamos de horas de conversación, horas de cháchara diaria.
Y ahora se va Fantasía, un pilar muy importante en mi último año de vida, una amiga con letras mayúsculas, un ser impresionante que me ha dado tanto, tanto, que no tendré vida en este mundo para agradecérselo.
Cuando me dio la noticia, me quedé paralizada, creo que por unos instantes mi corazón se colapsó, pero de inmediato algo dentro de mí me impulsó a disfrutar de su marcha, a compartir con ella su alegría de dejar esta tierra que la ha cobijado sus últimos años. Me apena tener que conformarme con su ausencia, pero sé que nuestra amistad es tan sólida, tan clara y pura que perdurará en la distancia y en el tiempo.
La vida es un camino que recorremos para aprender a ser nosotros mismos, a conocernos mejor y ser personas más sanas. Está llena de adversidades y de placeres, pero el resumen es que estamos aquí para aprender. Todo lo que vamos viviendo nos va dando experiencia para poder sobrellevar de mejor manera lo que nos viene de frente y tengo el convencimiento de que todas estas pruebas nos ayudan a crecer.
El apego emocional es “un error” que creía tener bastante agarrado a mí, sin embargo me emociono conmigo misma al comprobar que lo voy erradicando de mis adentros.
En estos momentos me siento fuerte, serena, tranquila y absolutamente vacía de ansiedad. Vivo el día a día y disfruto de cada uno de sus momentos. Deseo vivir cada día compartiendo con los seres que tengo a mi alrededor y por supuesto con los que tengo lejos de aquí.
Los kilómetros no existen cuando amas a alguien. Cuando hablo contigo Nuse, cuando hablo contigo Fantasía, aunque estéis lejos de aquí, os oigo y os siento como si estuvieseis en la cocina de mi casa. Y me siento bien.
Hoy me siento bien.
Para subir al cielo se necesita una escalera larga, una escalera larga y otras cositas... ganas, amor, desapego, ilusión, confianza...
Podéis ir diciendo todas aquellas cosas que vosotros y vosotras necesitaríais para tocar cielo...
En este blog cuelgo imágenes que encuentro por la red. Si al autor o autora de alguna de ellas le molesta que así lo haga, sólo tiene que hacérmelo saber y las quitaré de inmediato. Gracias.

¿Quién es Aprendiza?

Mi foto
Aprendiza de risas, de la vida, del arte de amar, del mundo, del universo, de ti si deseas compartir conmigo. Para los amigos, Aprendiza, sin más.