Si estás ocios@, al final de esta página puedes entretenerte con los rinconcitos que a mí me entre-tienen encandilada


21 julio 2006

Te bajaría las estrellas...


20 de Julio de 2006. Es la una y media de la madrugada. Llueve desesperadamente, los relámpagos iluminan mi sala cada vez que se despliegan en el cielo; al final, un trueno largo y ronco me recuerda que necesito la luz para escribirte; la pantalla tirita.


He llegado a mi ciudad pero no he entrado entera en mi casa. Cierro la puerta tras de mí y veo que un gran pedazo de mi corazón se negó a venir conmigo, sólo mis pensamientos me acompañan a cada segundo, torturándome, ahogándome. Hasta mis maletas se niegan a ser deshechas, la arena se revuelve contra mí y no me permite que la arranque de allí donde se quedó pegada. El olor a salitre va pegado a mí, recordándome que aquella era mi cuna, el lecho donde me sentí feliz y dichosa. Mis enseres se reparten por el suelo como abandonados sin ninguna intención de colocarse en sus lugares.

Mil balizas lucen en mi mente iluminándome el camino de regreso a tierras levantinas; como antorchas, me dicen que siga su lumbre para entrar en el paraíso de nuevo, en esa ciudad que, sin ser bella, adorna con su imagen lo que veo cuando cierro mis ojos. Y allí estás tú, siempre tú. Serás siempre tú.

Imágenes de campanarios me despertaron esta madrugada. Y si era la luz de tu campanario la que me meció esta noche en sueños, la que veo desde tu cama, ese lienzo que es el alfeizar de tu ventana, el castillo en ruinas y las palmeras, y los pájaros que me despiertan en la alborada.
Un cielo plomizo me da los buenos días y al desperezarme comienza a llover. Y si las nubes me comprenden y lloran conmigo tu ausencia, tu lejanía. El cielo está lleno de desánimo, como yo, confabulado. La tristeza apoderándose de mí.

Por qué tan difícil todo, porqué no puedo dejar que mi corazón mande sobre la razón; valdrá la pena la equivocación si lo que importa es dejarme llevar por lo que siento, deseo definitivamente ser valiente, ser fuego, volcán. Tengo unas ganas locas e incontables de amarte sin límite, sin caducidad, con toda mi verdad, mi transparencia y mi cariño. Quiero ser libre, no estar asediada por comentarios, por deberías, por ejemplos de lo correcto. No quiero darle la espalda a mi libertad.

Y si fuese libre para regalarte mis sueños, para entregarte mis sensaciones, mis pensares y mis sentires. Y si me atreviese a decirte que haría locuras por estar a tu lado, que envolvería mi casa, la ofertaría y con solo una maleta iría a tu lado.

Y si me atreviese a decirte que desde el domingo tengo la necesidad de tirar mis recuerdos, despegarme de mis pertenencias y comenzar a andar a tu lado sin ningún lastre.

Y si todo fuera tan fácil como escribir, como ir agregando estas letras a la pantalla, y si cuatrocientos kilómetros entre tú y yo fuesen una mentira. Y si estuviera abrazándote ahorita mismo, si no me hubiese marchado. Y si crees en lo que siento, si puedo amarte. Y si sabes que puedo.

Y si no paro de amarte y te amo más, cuanto más te escribo más te amo. Y si el amor que te escribo te ha tocado y si no te he perdido.

Y si regreso y te espero en la plaza de tu pueblo con mil besos deseando ser dados.
Y si no quiero que se pierda el tatuaje de tus besos en mis labios, tu aliento sobre mi aliento. Y si te digo que jamás quiero albergar a nadie más entre mis muslos.

Y si no puedo dejar de nadar por dentro de tu mirada, esa mirada que me sigue dentro de mis ojos, esos ojos que se sumergen en los míos acariciando mi intuición que concibe que tú eres mi alma gemela.

Y si te dijese que mi felicidad significas tú, tú por entero, por dentro, por fuera, cansado, alegre, dichoso, afligido, tranquilo, cotidiano.

Y si dejo de pensar, dejo de controlar, abandono la razón, dejo de ser humana y soy sólo amor. Y si rompo todas las barreras y todos los temores y soy sólo amor; y si dejo de calcular, de desear, dejo de ser conciencia, pierdo todo con tal de ser sólo amor, sólo tu amor.

Te beso,

PD1 (para Sergio): Te pido perdón de antemano por lo que esta carta pueda suponer para ti, por lo que te pueda revolver por dentro. Esta soy yo, desnuda, sólo mis sentimientos en ella.
PD2 (para Santi): Besitos y gracias

3 comentarios:

fantasía dijo...

Y si nos alegramos por lo que tuvimos, por lo que nos regalaron, y miramos al frente con una sonrisa de: c'est la vie.
Se me ocurre una cita, no recuerdo su autor, que me gusta mucho, pero mucho...
"Sólo cerrando puertas, se abren ventanas hacia el porvenir".
Besito tras la ventana.

Amor dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
aprendiza de risas dijo...

A FANTASÍA:
Creo que nunca he sido tan feliz de haber tenido y haber perdido. En estos momentos una paz reina por mi cuerpo, mi alma y mi corazón.
Hasta con el calor que hace en mi pueblo, las ventanas están abiertas, je je je (por si acaso)
Beso derritiéndose al sol.

A AMOR: No sientas pena Amor... ¿sabes que me llega y me lo quedo? Y qué gustito me da...
Besitos alegres y charlatanes.

En este blog cuelgo imágenes que encuentro por la red. Si al autor o autora de alguna de ellas le molesta que así lo haga, sólo tiene que hacérmelo saber y las quitaré de inmediato. Gracias.

¿Quién es Aprendiza?

Mi foto
Aprendiza de risas, de la vida, del arte de amar, del mundo, del universo, de ti si deseas compartir conmigo. Para los amigos, Aprendiza, sin más.