Si estás ocios@, al final de esta página puedes entretenerte con los rinconcitos que a mí me entre-tienen encandilada


11 septiembre 2006

Para subir al cielo...

No, no es hoy el día de regreso de mis vacaciones. Hoy es el día en que me apetece dejar unas palabras en mi blog. Hoy me apetece contar lo que llevo dentro y me congratulo conmigo misma de que lo que voy a soltar es algo positivo. Me siento contenta. No especialmente vitalista o alegre como suele ser mi estilo, pero sí tranquila.
Después de los acontecimientos que me tocan vivir últimamente me sorprendo de mí misma al comprobar mis reacciones.
Hace unos años mi vida estaba muy ligada a una amiga, Nuse, un pedazo de mujer que cada día de mi vida está en mis pensamientos. Con ella compartía mi vida, nuestros hijos, nuestras entradas y salidas hasta que un día ella conoció al amor de su vida; recogió su casa, hizo maletas y agarró a su hija y la vida por montera y se largó junto a él. Y yo me quedé aquí, rota de dolor, nadando entre mis lágrimas. Días y días le lloré, le eché de menos, creía que nada podría ser igual sin ella cerca.
Pero comprobé que la distancia no destruye la amistad. La distancia imposibilita el verse, el dar rienda suelta a algunos sentidos, ver, oler, tocar... pero el sentir, el compartir, eso no se pierde. Han pasado, nu sé... tres años? Y prácticamente nos hablamos cada día. Le hago partícipe de todo lo que me acontece, reímos juntas nuestras alegrías y lloramos nuestras tristezas. La cuestión es que después de este tiempo “separadas”, la siento muy cerca de mí, incluso me arriesgaría a decir que más que antes. Simplemente no disfrutamos del habitáculo cara a cara.
El teléfono obra de maravilla para que se dé esta situación. Cuando en el auricular veo su nombre, me dispongo una cocacola entre mis manos, los cigarros oportunos y disfrutamos de horas de conversación, horas de cháchara diaria.
Y ahora se va Fantasía, un pilar muy importante en mi último año de vida, una amiga con letras mayúsculas, un ser impresionante que me ha dado tanto, tanto, que no tendré vida en este mundo para agradecérselo.
Cuando me dio la noticia, me quedé paralizada, creo que por unos instantes mi corazón se colapsó, pero de inmediato algo dentro de mí me impulsó a disfrutar de su marcha, a compartir con ella su alegría de dejar esta tierra que la ha cobijado sus últimos años. Me apena tener que conformarme con su ausencia, pero sé que nuestra amistad es tan sólida, tan clara y pura que perdurará en la distancia y en el tiempo.
La vida es un camino que recorremos para aprender a ser nosotros mismos, a conocernos mejor y ser personas más sanas. Está llena de adversidades y de placeres, pero el resumen es que estamos aquí para aprender. Todo lo que vamos viviendo nos va dando experiencia para poder sobrellevar de mejor manera lo que nos viene de frente y tengo el convencimiento de que todas estas pruebas nos ayudan a crecer.
El apego emocional es “un error” que creía tener bastante agarrado a mí, sin embargo me emociono conmigo misma al comprobar que lo voy erradicando de mis adentros.
En estos momentos me siento fuerte, serena, tranquila y absolutamente vacía de ansiedad. Vivo el día a día y disfruto de cada uno de sus momentos. Deseo vivir cada día compartiendo con los seres que tengo a mi alrededor y por supuesto con los que tengo lejos de aquí.
Los kilómetros no existen cuando amas a alguien. Cuando hablo contigo Nuse, cuando hablo contigo Fantasía, aunque estéis lejos de aquí, os oigo y os siento como si estuvieseis en la cocina de mi casa. Y me siento bien.
Hoy me siento bien.
Para subir al cielo se necesita una escalera larga, una escalera larga y otras cositas... ganas, amor, desapego, ilusión, confianza...
Podéis ir diciendo todas aquellas cosas que vosotros y vosotras necesitaríais para tocar cielo...

9 comentarios:

Máximo Ballester dijo...

Hola, buen regreso cuando te toque volver y disfruta mucho mientras tanto. Para subir al cielo.... te voy a contestar con una sugerencia: que leas por internet un poema de Reynaldo Sietecase que creo se llama asi Para llegar al cielo y esta creado a partir del tema La Bamba. Esta muy bueno. Un abrazo y hasta pronto.

aprendiza de risas dijo...

A MÁXIMO:
Bienvenido a "Con risas y a lo loco". Muy oportuna tu aportación a cómo llegar a ese cielo. Leí la poesía de Sietecase, muy divertida.
Besos subiendo de escalón en escalón

fantasía dijo...

Yo también te echaré de menos... mucho más de lo que imagino en este momento. La vida aún nos tiene reservadas muchas cosas para las dos, todavía tenemos mucho que aprender, estoy segura. Me imagino este momento, como si estuviésemos en el cole, en la misma clase, compartiendo el mismo pupitre y el profe, haya visto oportuno separarnos, ponernos en distintas filas, una delante y
otra detrás, para que hagamos los ejercicios solas y no copiemos... pero ¿sabes? podemos hacer los deberes juntas y seguir aprendiendo y disfrutando.
Bueno, en contestación a tu pregunta, para subir al cielo: "sólo necesito cerrar los ojos y fundirme en un abrazo de 30 segundos".
¿Quieres ver el cielo ahora? Deja que te lo muestre...

aprendiza de risas dijo...

A FANTASÍA:
¡Qué rico el abrazo Fantasía...!Así los quiero todos, todos y todos.
¿Le tiramos tizas al profe? No, no, que luego puede suspendernos, aunque, como somos espabiladas y aprendemos bien las lecciones...

Veamos otra vez el cielo,

nuse dijo...

Cuantos peldaños has subido en estos tres años... cuanto aprendido en cada ascensión... no sabes cuanto me alegro de leer y de oir lo que dices, porque estas en el camino y tan cerca.... la serenidad es el paso previo flaca!!
Eso por lo que me has llorado tanto esta tan cerca! que yo ya lo veo....
mmm por cierto ¿me puedo unir a ese abrazo contigo y fantasia?
Joooo yo lo quiero de verdad....
¿Cuando quedamos en el pueblo que nos unió?

aprendiza de risas dijo...

A NUSE:
Gracias por todo lo que me dices; saber que otra persona ve tus progresos de la misma manera que una misma, es un chute de fuerza.
Ah, por supuesto que te puedes unir a ese abrazo y conseguirlo tb por separado porque sabes que te quiero un montonazo, mi niña.
Lo de quedar, no lo sé. Me consta que en breve va a haber una reunión en los madriles así que...
allí estamos, qué ganas!!!!
Besitos

fantasía dijo...

¿En esta casa no hay nadie? Toc, toc...

aprendiza de risas dijo...

A FANTASÍA:
En esta casa hay una moradora vaga, emocionada, atontada, que está empezando a ver la ceguera y perder su cordura.
Aysss Fantasía... estoy como una cabra... jajajajaja
Besos de aimfolininlof güiz...

Máximo Ballester dijo...

Que BUENO que pudiste leer el poema. Besos tambien para vos. Hasta prontito.

En este blog cuelgo imágenes que encuentro por la red. Si al autor o autora de alguna de ellas le molesta que así lo haga, sólo tiene que hacérmelo saber y las quitaré de inmediato. Gracias.

¿Quién es Aprendiza?

Mi foto
Aprendiza de risas, de la vida, del arte de amar, del mundo, del universo, de ti si deseas compartir conmigo. Para los amigos, Aprendiza, sin más.