Si estás ocios@, al final de esta página puedes entretenerte con los rinconcitos que a mí me entre-tienen encandilada


30 octubre 2007

OTOÑO EN ORDESA




- Vengo a cambiar el cristal de mis gafas.
- ¿Miopía? ¿Estrabismo? ¿Hipermetropía...?
- Tristeza.
- ¿Tristeza?
- Sí, llevo unos días ¡plof! y me han dicho que todo depende del cristal con que se mire la vida.
- Ya... sí... pero...
- No se preocupe, como siempre, del dicho al hecho hay un trecho.
- Siento no poder ayudarle...
- Tranquila, me las arreglaré... Todo fue un soñar...


Pienso que, entre revolver las penas con los minutos de la vida, soñar y optar por soluciones activas, lo más recomendable es la última opción.

Para quien esté con síndrome tristil, para quien necesite color en su vida, le recomiendo una excursión. Tiene que hacerla rápidamente. El otoño en su máximo esplendor de cromatismo nos saluda en estos momentos con las manos abiertas. Y para devolverle el saludo, en breve tenemos un "puente" genial de cuatro días, y si no lo tenéis, da lo mismo. El sábado o el domingo son buenos días para hacerlo. Pero no podéis dejarlo para más tarde. Este es el momento oportuno.


Os estoy hablando de ORDESA, un parque natural que hay en el Pirineo Oscense. Hay unas excursiones maravillosas, indicadas para todo tipo de personas, desde las poco habituadas a caminar, aquellas que tan sólo desean pasear y contemplar el paisaje, hasta aquellas personas deportistas y montañeras que pueden pasarse todo el día caminando.


Os dejo dos botones de muestra y, por supuesto, la cámara no puede captar lo que disfruta nuestra vista al natural.


Yo no recordaba haber visto un despliegue de ocres tan brutal como en esta excursión que hice el domingo. La mezcla de naranjas, amarillos, rojos y rojizos, verdes y marrones, contrastados con el gris de la roca, me volvió loca de placer. Comentábamos con un amigo que un pintor es incapaz de reflejar en un lienzo toda la gama de colores que había entre la hojarasca.


Hay una excursión muy chula a la Cola de Caballo. Hay varios itinerarios para llegar a ella, pero no os perdáis por nada el bosque de hayas... ¡impresionante! Es como zambullirte en una paleta y dar vueltas con el arco iris cálido de rojos y amarillos y emborracharte con sus mil tonalidades.

Escoger buena compañía y ¡hale! ¡¡¡A disfrutar del Pirineo otoñal!!!
(Estas fotos del Bosque de Hayas me las ha cedido uno de los amigos que hicieron la excursión conmigo. Las mías las dejé en casa de otro. Cuando pueda, las cambiaré y os pondré instantáneas de la Cola de Caballo, y de sus alrededores)

39 comentarios:

El futuro bloguero dijo...

Qué apetecible y qué oportuno. Yo he pasado unos días tristes e insomnes. Se me pasó con una reunión de amigos y un concierto, como cuento en lo mío... pero los hayedos son preciosos.

Tomo nota y quedan pendientes. Este otoño no puedo... pero me acercaré este fin de semana/puente a recorrer una carretera preciosa que va hacia Avila, cuyos colores ocres no he olvidado y que conozco desde hace muchos años.

Besos

El Vendedor dijo...

¡Qué preciosidad la primera parte del post! (la segunda también)
La tristeza no es más que estado previo a la felicidad, también efímera.

Belén dijo...

Nenita... me voy al Pirineo este fin de semana! jajajajajajjajaja

Besos muchos y varios :)

Joao dijo...

pues mira por donde yo acabo de llegar de un sitio muy parecido y la verdad es como si de repente no dieramos cuenta que los sueños existen y son reales, por otro lado para que le vamos dar trabajo a los pintores si tenemos unas camaras digitales que son la leche.....

saludos otoñales

fantasía dijo...

La primera foto ¡la tengo!
¡Jo! Yo hice esa excursión maravillosa como despedida a la tierra que me acogió durante tanto tiempo, regalo de mi gran amigo salsero. ¡Qué recuerdos! Fue un día estupendo y el paisaje el mejor marco para la despedida.
Estoy con aprendiza, os animo a conocer ese valle...
Besitos mi niña y no importa cómo esté el día, ya sabes el truco, "cambiar de cristal" ;)

Terrorista del Amor dijo...

muy buen plan, me gusta, es una pena haberlo leido hoy, y estar sin un duro, pero bueno, se queda en mi memoria, ya que estas fotos son maravillosas, especialmente me gusta esta última, es preciosísima.

que envidia, yo me conformaré con vestirme de algo el miércoles, hacer un examen dentro de unos minutos, y quizá ir a clase el viernes, no se.

de todos modos, yo tb recomiendo algo, para los que os habeis fundido el dinero de octubre en chorradas y vivis en madrid, os recomiendo una excursión por la sierra oeste, una zona única, especialmente un pueblo precioso pequeño y casi salvaje Colmenar del Arroyo, hay que ir pronto ya que la autovia que estan construyendo nos traerá casas y casas y esto no es demasiado bueno. quizá detrás de una roca esté yo. jiji

besos y felicidades por el blog

CurroClint dijo...

Desde luego que es el momento oportuno para disfrutar del otoño de esa zona, en pocas semanas el frio y la nieve lo convertirá en otro paisaje y la excursión tomaría otro cariz más duro, aunque también fascinante... Casi huelo el bosque... Muy buen consejo para combatir no solo la tristeza, sino para apreciar la naturaleza, sus colores y sonidos... Y sobre todo respirar. Buen plan. Me apunto. Besos.

glauka dijo...

A mi es que me gusta el otoño y los bosques, asique si no fuera porque me pilla un poco lejos ... ya me gustaría ya!

Oscar Ramirez dijo...

en cierta oportunidad me preguntaron: ¿me amas?... respondí que sí, que si te amo... luego: ¿por qué?... respondí: sólo séque te amo, y no me preguntes por qué,porque sólo sé que te amo... muchas veces no encontramos respuestas a exactas a este tipo de sentimientos... me gustó mucho el relato... si que logras sensibilidad.bye

Carlitos 7.9 dijo...

Me gusta la segunda foto,,, dan ganas de pintarla y todo,
un abrazo

PRU dijo...

También me quedo con el primer trozo... pero oye, contento de que vayas de excursión y te lo pases bien, of course, hahaha...

He de confesar que la semana pasada me escapé tres días por ahí (¿a que no se notó en mi blog?) y desde donde estaba, el otoño, con sus hojas y sus naranjas, también combinaba belleza y melancolía...

Pues nada, marcho que me esperan, a ver si encuentro una gomita para hacerme mi cola de caballo, que llevo unas greñas...

Besos otoñales...

Mikel dijo...

En casa de otro???????????

Churra dijo...

Dan ganas de meterse dentro de las fotos y perderse por alli. Lastima que me pille tan lejos.
Un beso

el nombre... dijo...

Muy ingeniosa tu visita al óptico... vaya, si fuera posible, yo tendría un par de esas gafas para situacioens de emergencia, que cuando estoy triste, me pongo encima...MALA!!!!!

Bueno, la recomendación es superrecomendable...aunque quede un poco lejos.
Pero, sin dudas, más cerca, en Argentina, tenemos algunos exabruptos de la naturaleza que seguramente nos vienen de maravillas cuando de transitar penas se trata.

Hermoso post.
Como vos.

Besos.

Mr Tambourine Man dijo...

¡Hola aprendiza! Muchas gracias por visitarme, y por tus comentarios. A mí también me tendrás de fan.

Un beso, que es el saludo del amor.
El Caracol.

Pasitos de bebe dijo...

Buscar gafas y que sean buenas!! muy bien, uno sabe que necesita cambiar el punto de vista de vez en cuando. Yo este puente voy para Sevilla, pero conozco el Valle de Ordesa y la verdad es precioso...las foptos son chulisimas, un besete nina!!!

Terrorista del Amor dijo...

jujuju siento que el nombre te asustase! pero es un terrorismo... umm algo diferente

bess

Luigi dijo...

Coincido plenamente con Usted, los pirineos en otoño son un espectáculo.

Yo no logro apreciarlo en su plenitud ya que me dedico a ir mirando al suelo por aquello de que seta que no vuela, a la cazuela. Que le vamos a hacer, me pierden los hongos...

Roky Rokoon dijo...

si conseguis las lentes que necesitas avisa asi varios compramos, las fotos buenisimas, disfruta del pirineo otoñal, me encantaria ir algun dia

lanobil, dijo...

Cuánta belleza mortecina esperando resucitar, eso anima a cualquiera. Un saludo y espero que puedas visitarme.

paranoico ilusionista dijo...

Llegué de la mano de un visitante tuyo y me he quedado enganchado, espero poder quedarme por este paraje de vez en cuando.
Mira bien en tus bolsillos, a tu alrededor seguro que tienes tus cristales graduados para la tristeza mucho más cerca de lo que piensas. Soñar y pasear es un buen comienzo.
Disfruté el paseo con mi mochila sobre mis hombros. Llegué hasta la cola de caballo y me quedé prendado de la imagen, no pude parar ahí. Incliné mi cuerpo por las zetas subiendo más y más hasta llegar a Goriz. La noche estaba próxima y busqué refugio donde pasarla. Amaneció y nunca estuve más lejos de la tristeza. El sol naciendo, iluminando todo el valle de ordesa con un racimo de colores increible, a mi espalda el Monte Perdido desafiandome e invitandome a acercarme hacía él. El cilindro, a lo lejos el Taillon, nunca había visto una imagen tan llena de vida, tanto que no me importaría descansar eternamene alli. Si tienes fuerza, sube un poco más y disfruta de lo que descubres allí arriba, tal vez puedas cambiar allí los cristales de tus gafas.

Madame Vaudeville dijo...

Me encantó todo. El comienzo de la entrada es fantástico. Y la segunda parte, y las fotos, y las hayas, que dan ganas de comérserlas por sus ricos colores....
Y de tristezas nada, aprendiza. A reir. O, al menos, sonreir una pizquita.
Un abrazo desde el cabaret

Dédalus dijo...

Tu comentario sobre las gafas es bien ocurrente, y el consejo para ese síndrome "tristil" que acuñas muy oportuno. Se te ve con recursos... y eso es algo que a buen seguro disfrutarán con ganas tus amigos.

Precioso Ordesa, preciosa.
Un beso.

John Nick dijo...

Wish I were there...

peyote dijo...

con un cristal de petalos de rosa, de sueños de tiempos hechos, regresando por ls cañaverales de las dudas, quizas; quizas, tal ves, es bueno retenerla un poco.

bello escrito.

Saludos.

Laluz dijo...

Hermoso lugar, lástima que esté tan lejos de aquí.
Haré un viaje a algún sitio en cuanto pueda, es un muy buen consejo. Gracias!

Warren Lee dijo...

Tienes razón, Aprendiza, no hay comoooo... no hay cómo agradecer tu visita, amiga... y no hay como un estupendo paseo para entrar en contacto con la madre naturaleza; así, al... al diablo con la tristeza, amiga. Aunque a veces la madre naturaleza, sin buscarla, viaja... llega... o envía a, sí, a una emisaria, me refiero, por supuesto, a tu visita, a tu presencia en mi casa, amiga... qué este amigo te agradece, y me hace feliz.
Yyyyy, bueeeno... retomando otros aspectos de la madre naturaleza, y su influencia para lograr dejar la tristeza a un lado, definitivamente tienes razón, amiga, a visitar los campos, praderas y montañas se ha dicho...
Cuatro, mi estimada, dos y dos, ya sabes...o seis, tres y tres.

mandarina azul dijo...

El Pirineo oscense es una maravilla, Aprendiza, ya lo creo, pero si te gustan los hayedos (que veo que sí, ¡yuhu!), la próxima vez no te olvides del Pirineo navarro y acércate también a conocer la Selva de Irati, el mayor hayedo de Europa, y un goce para los sentidos, sobre todo en otoño.

¡Muac! :)

solo mi version.... dijo...

altimatismo del bravo.....

Adúlter dijo...

Ya le tengo ganas a esa excursión...:)

DELIRIUMTREMENDS dijo...

QUÉ ENVIDIA, AMORRRRRRRRRR¡¡¡¡ Estuve todo el puente, y sigo, con una gripe horrible, sin voz, la garganta fatal... y ahora entro aquí, y veo esta preciosidad de fotos, y coño, me dan una envidia sana que ni te cuento... sí, casi huelo las hojas desde aquí. Pero yo me voy de puente en diciembre, allí te quiero yo ver, ya te contaré, si es que ando noliadad, que ya sabes que voy a tope. Ayyyyyyy, ya tengo mono de encontrarte byphone, creo que este finde estaré tranquila. Un besazo fuerte, me alegro mucho de tu cambio de aires. Lo de ls cristales, eso es cosa de uno mismo. Hay que saber cambiar la mirada, y virar el objetivo de vez en cuando... es necesario¡ BSAZOS, AMOR¡¡

itoitz dijo...

Que literario y triste es el otoño, verdad?
Un abrazo.

aprendiza de risas dijo...

A todas las personas que leéis este blog:

Me encanta llegar a mi ordenador, abrir mi página y ver vuestros comentarios.

Creo que este rincón ya no tendría identidad sin vuestras aportaciones. Sois vosotros, vosotras y yo quienes damos la vida día a día a este blog de carcajadas, risas, locuras y otras emociones.

Pero esta semana voy de lado; salgo de casa temprano y regreso muy tarde, así que no puedo comentaros a cada un@ todo lo que siento cuando os leo, pero sí puedo deciros que sois un manojo de flores que adornais este espacio y que me alegráis con vuestras palabras.

Prometo pasar por vuestros blogs y leer vuestras últimas cosillas.

Besos y achuchones para tod@s y cada un@ de vosotr@s.

Nos vemos,

:-)
Aprendiza de risas

aprendiza de risas dijo...

Me olvidé de dar la bienvenida a:

Oscar Ramirez
Carlitos 7.9
Luigi
Lanobil
Paranoico ilusionista
Madame Vaudeville
Dédalus

Podéis regresar cuando queráis, poneros cómodos y quedaros el rato que gustéis.

Besos a tod@s

PIZARR dijo...

por todo eso que describes y mucho más es por lo que adoro el otoño.

Ninguna otra estación nos regala una diversidad cromética, como lo hace el otoño.

Y los hayedos..... que decir de ellos....

Un beso desde el mundo de los sueños

Zorro de Segovia dijo...

tanto color ... parece una nueva primavera pero claro ... todo depende del cristal a través del que se mire ¿no? ;)

Berto dijo...

Visité esos bosques en distintas ocasiones. Recuerdo el caminar bajo ese techo vegetal en Julio con unas descomunales tormentas veraniegas y también el sosiego del crepitar manso de la nieve camino de Bujaruelo a Gavarnie.
Tengo ganas de volver a esos espacios para retomar los pasos perdidos.
La foto que pones suele ser paisaje de un sueño reiterativo de amor fou.
Un saludo me ha encantado tu blog

Gerardo González García - triplege - dijo...

No hay nada mejor que parar, bajarse del metro, descolgarse de la oficina, sacarse los zapatos y sentir que sentimos, que tenemos piel, ojos y hasta olfato para adentrarnos en la espesura de un bosque o caminar un sendero que nos lleve no importa a donde y nos haga vibrar el saber que nosotros también somos parte de esa naturaleza.

Gonzalo Del Rosario dijo...

Es una mierda cuando te agarra la tristeza . . . espero que no regrese jamás.

En este blog cuelgo imágenes que encuentro por la red. Si al autor o autora de alguna de ellas le molesta que así lo haga, sólo tiene que hacérmelo saber y las quitaré de inmediato. Gracias.

¿Quién es Aprendiza?

Mi foto
Aprendiza de risas, de la vida, del arte de amar, del mundo, del universo, de ti si deseas compartir conmigo. Para los amigos, Aprendiza, sin más.