Si estás ocios@, al final de esta página puedes entretenerte con los rinconcitos que a mí me entre-tienen encandilada


20 junio 2006

Las apariencias engañan subiendo en ascensor


Pasan pocos minutos de las cinco de la tarde y Marta regresa a casa después de unas horas de clase. Entra en el patio y abre la puerta del ascensor. Tras ella, un chico aprovecha el viaje, cierra la puerta y comienza a ascender el elevador. Intercambian un hola como saludo.
El ascensor se detiene en el quinto piso y la niña abre la puerta y se va.

-Hasta luego
-Adios

Él chico, un joven de unos veinte años, continúa hasta el séptimo piso, planta en la que una academia instruye a los adolescentes y muchachos que necesitan de preparación para progresar en sus estudios.
Marta, que tan sólo cuenta con 12 años ya ha entrado en el piso que comparte con su madre, una mujer rubia y atractiva.
La niña es una preciosidad con unos ojos azules como el mar y una cabellera de pelo rubio y alborotado que le cae sobre la espalda. Su cuerpo no define bien su edad. Sus pechos incipientes y su cuerpo alto y esbelto le confieren una apariencia de más años, como si alcanzase ya la mayoría de edad. Esta jornada termina después de hacer los deberes del cole y se acuesta tras cenar como cualquier otro día.
Al día siguiente, la madre, al regresar del trabajo, entra en el portal de casa y abre el buzón y, cual es su asombro cuando encuentra una nota en el buzón con un cartelito que dice “para la chica rubia”. Abre la nota y lee: Soy el chico que subió ayer contigo en el ascensor. Llámame a este teléfono y tomamos algo.
Debajo de la nota aparecían los nueve dígitos de un teléfono móvil.
Al llegar Marta del colegio es abordada por su madre quien le pregunta que de qué se trata esa nota del buzón. La niña le explica que al día anterior compartió el ascensor con un chico que estaba “buenísimo” que debía subir a la academia. La madre, alucinada por las explicaciones de la hija emite una carcajada y piensa que su Marta está creciendo y la niña que encierra su cuerpo se está convirtiendo en una mujercita, pero no le da ninguna importancia más.

Al día siguiente, vuelve a repetirse el mismo hecho. Otra nota aguarda en el buzón "para la chica rubia”:
Hola, no sé si ayer no viste mi nota. Soy el chico que montó contigo en el ascensor. Me gustaría conocerte.Llámame, que me apetece verte otra vez.

La madre, ya con cierta preocupación, le comenta a su hija cuando llega a casa y decide escribirle un mensaje al chico en cuestión:

Hola. La chica rubia que subió el otro día en el ascensor contigo es una niña rubia y yo soy su madre. Tan sólo tiene doce años. Lo siento.”

Tan sólo pasó un día para que esa madre encontrase una nota de respuesta en su buzón: Lo siento mucho, habrá sido una equivocación. No molestaré más. Perdón.

Cuando esta historia me la contaba el otro día una amiga me hizo tanta gracia que os la narro aquí. Me impactó cómo un muchacho de apenas 20 años es capaz de cortejar a una chiquilla de la que se quedó prendado en el tiempo que le cuesta a un ascensor subir cinco pisos. La niña está que se sale de emoción, como podéis suponer. La madre, tranquila por la respuesta tan cuerda del chico, no deja de pensar que a su hija todavía le quedan unos cuantos platos de garbanzos para iniciarse en el mundo de los amoríos.

PD: Cuando me contaron esta historia me acordé de ti Nuse y de tu maravillosa hija. La de anécdotas que os depara la vida con estas hijas tan guapísimas que tenéis... ayssss. Besos para las dos.

3 comentarios:

fantasía dijo...

Pienso que se despierta al amor a edades cada vez más tempranas. Y contra el amor, no hay nada escrito...
Besito lleno de amor.

nuse dijo...

ayss que mieeeedoooo!
jajajaja ya os contaré.
Espero estar atenta para ayudar a mi hija a tomar las decisiones correctas....

aprendiza de risas dijo...

A FANTASÍA:
Y tan lleno de amor joía cría... tienes los besos repletos... fartos de amor, se te cae de los bolsillos cuando andas pro la calle... jajajajajaja
A NUSE:
Seguro que lo harás de maravilla, tú eres una mujer sabia

Besos a las dos

En este blog cuelgo imágenes que encuentro por la red. Si al autor o autora de alguna de ellas le molesta que así lo haga, sólo tiene que hacérmelo saber y las quitaré de inmediato. Gracias.

¿Quién es Aprendiza?

Mi foto
Aprendiza de risas, de la vida, del arte de amar, del mundo, del universo, de ti si deseas compartir conmigo. Para los amigos, Aprendiza, sin más.