Si estás ocios@, al final de esta página puedes entretenerte con los rinconcitos que a mí me entre-tienen encandilada


02 junio 2006

Me dice la cita: ¡Pon atención...!




Hay días que tengo mil cosas que contar pero mis ánimos no me lo permiten, días en los que llenaría páginas de sentimientos y sensaciones, pero no puedo... o no quiero.
Hoy he colgado un post a la mañana y ahora voy escribir otro.
En la mesa de mi ordenador tengo un calendario que se titula: “Sé feliz los 365 días del año” de María Pilar Briceño. En cada página hay una frase, una cita o algo relacionado con este tema tan maravilloso: LA FELICIDAD. Cuando me siento frente a la pantalla le echo un ojo a la cita del día y, ¿sabéis qué pone hoy?

“¡PON ATENCIÓN!
Analiza si tu forma actual
de enjuiciar y valorar
las cosas te está jugando
una mala pasada
y es un obstáculo
para tu felicidad.”

He sonreído para adentro, la vida te envía señales y mensajes continuamente. Esta página del almanaque es para mí, escrita para mí. Continuamente siento que me pongo barreras para conseguir este fin sublime: ser feliz. No tengo narices de ir de frente a las cosas que me interesan, me bloqueo, me ahogo y no sé ni qué decir. Y entonces vienen las llamadas a mis amigas del alma, “¿qué hago? ¿qué digo? ¡Ay! Qué complicación, o qué complicada soy, qué miedos me atenazan...

Un café inesperado en el día de hoy de apenas una hora me ha dado la oportunidad de hablar con él y... ¡NADA! Incapaz de mediar palabra de lo que quería contarle, siempre pienso que no es el momento adecuado y encima de no hablar de lo que yo quería, he hablado de lo que no debía: de mis mierdas con mi ex, de mis miedos con respecto a mi hijo, de todas esas cosas que lo único que pueden provocar es que él salga escapando de mi vida, si alguna vez había tenido la ligera intención de entrar en ella. Mientras hablaba me daba cuenta de que la estaba cagando, de que le estaba ofreciendo la dura realidad de una mujer separada y con problemas de relación con su ex, de los aspectos “negativos” de una mujer que tiene un hijo, pero... ¿sabes? Ahora estoy aquí, tecleando y me importa una mierda haberle hablado de esto. Tengo un hijo, maravilloso por cierto, al que quiero con locura, y realmente ha salido de mis adentros lo que más me preocupaba, que era esto, él, mi hijo.
Nos hemos emplazado para otro café. En ese le hablaré de todo lo que siento por dentro con respecto a él.
Vamos, eso espero.
Chicas... armaos de paciencia, jajajaja

3 comentarios:

aprendiza de risas dijo...

Jooo! Es la prime que pongo foto, me he hecho la picha un lío (y eso que no tengo), al final han aparecido 3 a falta de una, jajajaja, bueno, creo que voy aprendiendo, je je

Anónimo dijo...

Queda muy bonito con las tres fotos, no lo cambies. Y ya sabes que cuentas con nosotras para lo que sea... (que no sea sexo)... ja, ja, ja. Y puedes llamarnos cuando lo necesites, ya sabes que estamos contigo en las buenas y en las malas.
Viuda negra y fantasía.

nuse dijo...

Yo hasta que no lo oiga no lo creo jajajajajajaa

En este blog cuelgo imágenes que encuentro por la red. Si al autor o autora de alguna de ellas le molesta que así lo haga, sólo tiene que hacérmelo saber y las quitaré de inmediato. Gracias.

¿Quién es Aprendiza?

Mi foto
Aprendiza de risas, de la vida, del arte de amar, del mundo, del universo, de ti si deseas compartir conmigo. Para los amigos, Aprendiza, sin más.